España. Implantación de la medicina personalizada. La factura oncológica

España. Implantación de la medicina individualizada

La factura oncológica La incorporación de la Medicina individualizada en nuestro país no sólo ofrece importantes perspectivas de mejora en la atención sanitaria, también plantea urgentes cambios en el actual sistema de gestión. Es importante conocer su impacto económico y la capacidad del sistemas sanitario español para asumir los cambios.

:: Terapia traslacional

La medicina a la carta o personalizada, tiene en alta consideración las características del paciente. Los especialistas defienden que la medicina personalizada, con un óptimo despliegue, mejora el rendimiento sanitario en términos de salud y de sostenibilidad económica, al acortar todos los procesos.

Los profesionales están demandado que los nuevos recursos de información se pongan al servicio de una terapia traslacional despejando el camino del éxito sanitario cuando se tengan certezas de que tal posibilidad es una posibilidad cierta, contrastada. La terapia traslacional plantea problemas ético de nuevo cuño en el acto médico. “Es una realidad inevitables” advierten los profesionales. “Existe suficiente experiencia clínica para afirmar que la medicina personalizada no tiene marcha atrás” que generará nuevas formar de abordar el acto médico y de comunicar la información. Está en juego la salud de nuestros pacientes y mejorar la productividad del acto médico (más éxitos y a menor coste).

El modelo sanitario actual no solo es insostenible desde el punto de vista de los costes, lo es desde el punto de vista de la sostenibilidad médica (menos éxitos). Una multitud de herramientas están facilitando el crecimiento de la medicina personalizada. Aplicaciones para la búsqueda de pacientes específicos, la información específica para cada caso o condición, el acceso a la información agregada para la investigación y el acceso a los resultados de los distintos tratamientos.

Un diagnóstico correcto y precoz, medicamentos correctos, con menos efectos secundarios y mayor eficiencia, la atención más adaptada al tipo de paciente, en el momento justo, con pronta intervención, mejora espectacularmente los rendimientos económicos del acto médico. Disponer de la historia clínica en formato electrónico es un primer paso. El uso de la ingeniería de software para internet es otro recurso que está demostrando todo su potencial.

:: La factura oncológica de España

La factura oncológica de España no ha cesado de crecer en los últimos años. Lo hace de manera constante y las previsiones no invitan al optimismo. Se espera un incremento en 200.000 nuevos casos al año y ya representa un 26% de las muertes totales al año. Un dato que se une al incremento de la prevalencia del cáncer; a tratamientos más eficaces que aumentan la supervivencia global con el consiguiente impacto económico; a la cronificación del cáncer; al encarecimiento de los nuevos fármacos; a nuevas indicaciones para tumores que no se trataban; a fármacos específicos para procesos de metástasis; a aumentos constantes de los tratamientos de soporte (quimioterapia…); y al aumento de la presión, por último, sobre el sistema público para que asuma las líneas de tratamiento que no asume el sistema privado.

La batalla estadística en el éxito de los tratamientos se ha llevado a extremos degradantes para la comunidad científica al punto de celebrar como una conquista, una victoria estadística de un miserable p<0,05, ganancias que suponen una semana más de vida en el mejor de los casos. Muchos países están desarrollando, en sus sistemas públicos y privados, por estrategias económicas defensivas, poniendo límites en el gasto por paciente y vinculando dichos límites a la mejora significativa en la supervivencia de vida. Las estrategias defensivas, de tipo económico, sin otro criterio, no está ayudando al acto médico. Se ha puesto el acento en los aspecto económicos, perjudicando el ensayo clínico. Las alternativas a dichas estrategia residen sin duda, en asegurarse mejor los flujos de información, medicina traslacional, en mejorar y desburocratizar el ensayo clínico y avanzar en el diagnóstico molecular y la medina personalizada. Un mejor criterio médico, aumentando la calidad del acto médico (medicina personalizada, molecular, que tenga en alta consideración los biomarcadoresº), mejoraría el éxito del sistema sanitario y reduciría costes por supresión de numerosos actos médicos que hoy nos parecen relevantes.

Imagen de Ampligen
Sobre el autor

Pilar Arca Miguélez es Doctora en Microbiología por la Unviersidad de Oviedo, y dirige Ampligen desde 1997