Virus del Papiloma: ¿Qué es?

Información básica sobre el virus del papiloma humano, ¿qué es?, ¿cómo se contagia?, ¿cómo prevenirlo?, etc.

Información sobre el Virus del Papiloma

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH)?

El virus del papiloma humano es la infección de transmisión sexual más frecuente. Casi siempre es completamente inofensiva y desaparece por si sola, no obstante, algunos tipos de este virus pueden ocasionar verrugas genitales, y en algunos pocos casos, los más graves, llegar a producir cáncer.

Existen más de 200 tipos de VPH, de los cuales unos 40 tipos son los que pueden llegar a infectar la zona genital, anal, la boca y la garganta. Son estos tipos de virus los que se infectan mediante las relaciones sexuales.

Las infecciones genitales por VPH son muy frecuentes. Casi todas las personas que mantienen relaciones sexuales, es casi seguro que se contagiarán en algún momento de su vida. La mayoría ni se enterarán ya que no tendrán síntomas, y se encontrarán perfectamente.

De entre todos los tipos que producen lesiones los tipos 6 y 11, son los causantes de la mayoría de las verrugas genitales. No es agradable tener verrugas genitales que las causan los denominados tipos de bajo riesgo, pero no suponen un problema grave de salud.

Hay una docena de tipos de VPH que, en ocasiones, pueden llegar a producir cáncer. De ellos los tipos 16 y 18 son los causantes de la mayoría de los casos . Son estos virus los que se denominan VPH de alto riesgo.

El VPH se asocia habitualmente al cáncer cervical, pero también puede causar cáncer de vulva, vagina, de pene, ano, de boca y de garganta.

La infección por VPH no tiene cura, pero son muchas las cosas que se pueden hacer para evitar que llegue a tener efectos perjudiciales de tu salud. Hay vacunas que pueden prevenir la infección por algunos tipos de VPH; las verrugas genitales pueden ser eliminadas por tu médico. Los casos de alto riesgo pueden ser tratados ántes de que se conviertan en cáncer, de ahí la importancia de los exámenes regulares. La utilización de preservativos, aunque no son perfectos, pueden disminuir las probabilidades de contagio.

11 mitos sobre el VPH, que no son ciertos

A pesar de que el VPH, que se transmite sexualmente, es responsable del 99,7% de los cánceres de cuello uterino, el conocimiento sobre este virus potencialmente cancerígeno es bastante bajo.

De hecho, en una encuesta reciente realizada por Jo’s Cervical Cancer Trust, descubrieron que casi la mitad (49%) de las mujeres interrogadas sabían que la infección por VPH es un factor de riesgo para el cáncer de cuello uterino. Así que pensamos que es interesante disipar algunos mitos comunes estan flotando en el ambiente sobre el VPH.

1.- Es un virus raro

Todo lo contrario. De hecho, es muy frecuente, tan común como que cuatro de cada cinco personas (80%) tendrán el virus en algún momento de su vida.

2.- Es algo de lo que preocuparse

Hay más de 200 tipos de VPH y la mayoría no suponen ninguna preocupación. Sin embargo, hay un grupo de ellos, al menos 13, denominados de alto riesgo que pueden causar cáncer. Casi siempre, si tú o tu pareja contraeis un VPH de alto riesgo, vuestro sistema inmunológico podrá eliminar la infección, al igual que con cualquier otra infección de bajo riesgo. Solo en algunos casos, la infección puede causar anomalías en las células del cuello uterino que, si no se detectan y controlan, pueden convertirse en cáncer de cuello uterino. Por eso es importante realizar los controles ginecológicos, de modo que cualquier infección, o célula anormal, pueda ser detectada antes de que tenga produzca lesiones más graves.

3.- Notarás que lo tienes

Falso. El VPH normalmente no manifiesta signos ni síntomas, por lo que es muy difícil saber si alguien lo tiene. Al realizar tus controles, la infección por VPH de alto riesgo, y cualquier anomalía causada por la infección, puede identificarse y tratarse si es necesario.

4.- Solo las personas promiscuas contraen el VPH

Puede contraer el VPH la primera vez que tenga relaciones sexuales, por lo que esto no es cierto. El VPH se transmite a través del contacto piel con piel del área genital, por lo tanto, si tu o tu pareja habéis tenido a su vez varias parejas sexuales, es más probable que alguno haya tenido contacto con el virus. Pero como es tan frecuente, puede contagiarse incluso si solo se ha tenido un compañero. El virus VPH también puede permanecer inactivo, en el cuerpo, durante mucho tiempo, por lo que si tienes una pareja estable y descubres que tienes el VPH, ¡esto no significa que te haya sido infiel!

5.- El VPH es el virus de los jóvenes

No. El VPH se transmite por contacto piel con piel del área genital, por lo que cualquier persona que haya estado sexualmente activa puede tener el VPH. Es más común en personas jóvenes y sexualmente activas, sin embargo, el sistema inmune normalmente limpiará la infección, por lo que no es algo de lo que preocuparse. Es importante recordar que el VPH puede permanecer inactivo durante largos períodos de tiempo, por lo que incluso si has estado con la misma pareja durante muchos años, o no ha sido sexualmente activo durante mucho tiempo, aún puedes tener el virus. Es por eso que es tan importante realizar los controles regularmente, a lo largo de tu vida.

6.- No lo tendrás si estás sano

Las infecciones por VPH son muy frecuentes, por lo que tener un estilo de vida saludable puede ayudar a tu cuerpo a protegerse del VPH, pero la única forma de evitar por completo el virus es la abstinencia sexual. Sí, no es una opción muy popular para la mayoría de las personas … pero es lo que hay.

Entonces, ¿dónde entra el ser saludable? Tu sistema inmune es el responsable de luchar contra la infección por VPH, por lo tanto, cuanto más saludable estés, más eficazmente puede hacer su trabajo. Comer bien, hacer ejercicio y, lo más importante, no fumar pueden ayudar. Sin embargo, el VPH puede afectar a cualquier persona que sea sexualmente activa, incluso a personas muy sanas, por lo que no se puede reducir por completo tus probabilidades de contraerla, sin importar cuántos zumos o complementos vitamínicos tomes ni las clases de yoga a las que asistas.

7.- Si usa un condón, no te contagiarás el VPH

No es cierto, por desgracia. El uso de condones reduce el riesgo de contraer el virus, pero dado que el VPH puede vivir en la piel, dentro y alrededor de toda el área genital, no toda estará protegida por un condón. Por lo tanto, el VPH puede transmitirse a través del contacto sexual de cualquier tipo, incluido el contacto genital con las manos, así como el sexo oral, vaginal y anal.

8. No hay relación entre fumar y la infección por VPH

Fumar es en realidad un factor de riesgo importante para desarrollar cáncer de cuello uterino. Si fumas, tu sistema inmune en las células del cuello uterino puede debilitarse, lo que hace que sea más difícil para el cuerpo prevenir y eliminar las infecciones de VPH de alto riesgo que podrían causar el desarrollo de células anormales.

9.- La vacuna contra el VPH significa que no me infectaré por el VPH

Si te has vacunado contra el VPH, estás protegida contra algunas de las infecciones por VPH que causan el cáncer, pero no estás completamente protegida. Realizar los controles y test de VPH es tan necesario e importante si te han vacunado como si no, ya que detectará las anomalías causadas por otros tipos de VPH.

10.- Solo afecta a las mujeres

Si bien es cierto que el VPH causa el cáncer de cuello uterino, que es una enfermedad de la mujer, también puede provocar cáncer en el pene, el ano y en la cabeza y el cuello (entre otros). Tanto los hombres como las mujeres tienen cabeza y cuello, por lo que tanto hombres como mujeres deben estar protegidos mediante la vacunación contra el VPH y deben recordar estar al tanto de los efectos de la infección.

11.- Si tiene HPV, probablemente tendrá cáncer

Falso. Es cierto que el 99,7% de todos los cánceres de cuello uterino son causados ​​por el VPH, pero eso no significa que el 99,7% de las personas con VPH contraigan cáncer. Lejos de ello; la mayoría de las personas el VPH no le ocasionará ningún problema. Para protegerse, debe asegurarse de realizar sus controles y test de VPH, vacunarse contra el VPH si es elegible y asegurarse de conocer los signos y síntomas del cáncer de cuello uterino. Y no olvide visitar a su médico si está preocupado.

Más de 2.000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de cuello uterino cada año, pero si más mujeres entienden como pueden reducir su riesgo, un día podría ser una enfermedad del pasado.


Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen