Desde 190€

Pruebas de VPH: información

Realizamos Pruebas de VPH (virus papiloma humano) totalmente confidenciales. Ampligen es pionero en la realización de pruebas de VPH (virus del papiloma humano) en España.

Nuestra prueba/test de VPH, determinará si un individuo está infectado con el virus del papiloma humano, y cuál es el tipo o tipos de VPH que tiene.

Datos sobre el Virus del Papiloma Humano y las Pruebas de VPH

Cómo saber si tienes el VPH

Los distintos tipos de Virus del Papiloma Humano (VPH) generalmente no causan ningún síntoma. Lo habitual es que la infección desaparezca o sea eliminada por el organismo antes de desarrollar cualquier problema. Sin embargo a veces la infección persiste, provocando células anormales.

En los tipos de virus de alto riesgo (los que potencialmente pueden causar cáncer), la única manera de saber si tiene el virus, antes de que el cáncer cervical se desarrolle, es someterse a las pruebas utilizando una citología y (si es mayor de 30 años) la prueba del VPH. La detección de infecciones persistentes mientras todavía se encuentran en fase relativamente temprana de su desarrollo, facilita que las células anormales puedan detectarse y eliminarse antes de que se conviertan en cancerosas. Ese es el motivo por el que realizar la prueba es tan importante.

En la mayoría de las personas el sistema inmunológico elimina o suprime el virus del papiloma humano (VPH) antes de que pueda ocasionar problemas. Sólo cuando la infección es persistente se pueden llegar a producir células anormales.

La infección con los tipos más frecuentes de virus pueden prevenirse con la vacuna contra el VPH. Sin embargo, la vacunación sólo sería plenamente eficaz, si se administra a una niña o joven, que no ha estado expuesto a esos tipos de virus a través del contacto sexual.

Además, la vacuna no protege contra todos los tipos que pueden causar cáncer cervical.

Por tanto, es importante realizar citologías y si tiene más de 30 años un test de detección para el VPH, incluso aunque haya sido vacunada. Una citología puede identificar la presencia de células anormales pero no el virus, sin embargo, la prueba de VPH que realiza Ampligen detecta e identifica la mayoría de los VPHs, tanto de alto como de bajo riesgo. Ambas técnicas juntas, le ayudarán a detectar precozmente la infección por y a tratarla a tiempo.

¿Cómo se contagia?

Los Virus del Papiloma Humano que causan verrugas genitales, las células anormales del cuello uterino (displasia) y/o el cáncer de cuello uterino, se contagian entre las personas al mantener relaciones sexuales. No se propaga por el aire, ni por tocar objetos. Los preservativos proporcionan alguna protección, pero no previenen la infección completamente, ya que no cubren toda el área genital.

Tener más de una pareja sexual aumenta el riesgo, pero es posible contagiarse con el virus teniendo una sola pareja.

Las mujeres que han tenido pareja durante muchos años, han de ser supervisadas por su ginecólogo, puesto que las células anormales pueden convertirse en cáncer cervical. Esto se debe a que el VPH a veces permanece inactivo en las células durante meses o incluso años. En este estado de latencia, el virus está inactivo, y no causa ningún problema conocido. Sin embargo, la infección puede activarse. No es posible determinar con exactitud cuándo, o de quien, se ha contagiado una infección.

Tratamiento para el VPH

Los antibióticos, u otros medicamentos actualmente disponibles, no pueden tratar la infección por VPH. El virus generalmente desaparece o es eliminado por el sistema inmunológico del organismo sin causar ningún problema. El tratamiento consiste en eliminar las células anormales que se forman como consecuencia de ello.

Las verrugas genitales pueden tratarse con cremas, láser, etc. Igualmente, las células pre-cancerosas en el cérvix se eliminan mediante procedimientos quirúrgicos. Cuando el cáncer cervical invasivo ha sido desarrollado ya, habitualmente se necesita la histerectomía y la quimioterapia.

Dado que no se dispone de un tratamiento específico para la infección en sí, el método más eficaz de evitar las complicaciones es la detección precoz y el tratamiento de células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante realizar una prueba regular con una citología de Papanicolau y, una vez se tienen más de 30 años, – la prueba del VPH.

Las jóvenes son muy propensas al contagio, pero es raro que desarrollen cáncer cervical. A partir de los 30 años, las infecciones por el virus son menos comunes, pero es más probable que hayan estado presentes durante mucho tiempo y, por tanto, ser causa de células anormales. Con el tratamiento precoz de las células pre-cancerosas, el cáncer cervical puede prevenirse antes de que tenga oportunidad de desarrollarse.

Protección frente al VPH

Las vacunas contra el Virus del Papiloma Humano, Gardasil y Cervarix son una buena opción de prevención de los efectos del virus.

Las mujeres deben saber que no están protegidas si han sido infectadas por los virus diana de las vacunas antes de la vacunación, lo que indica la importancia de la inmunización antes de la exposición potencial al virus. En otras palabras, la vacuna será más efectiva cuando se administre antes de que una mujer tenga relaciones sexuales.

Hay que recordar que las vacunas no protegen contra todos los tipos de VPH potencialmente oncogénicos por lo que se debe considerar la posibilidad de:

  • Reducir el número de parejas.
  • Utilizar preservativos. A pesar de no proteger completamente reduce significativamente el riesgo de infección.
  • No fumar, ya que puede impedir que el sistema inmunológico del cuerpo trabaje eficazmente.

Si tienes el Virus del Papiloma Humano, ¿desarrollaras cáncer?

Lo mas probable es que no. Casi siempre el sistema inmunológico del cuerpo elimina el virus antes de que se desarrollen células anormales. Se estima que el 70% de las nuevas infecciones por el virus (incluidos las de alto riesgo) desaparecen en el plazo de un año, y el 91% se han ido antes de dos años.

Sólo cuando los Virus del Papiloma Humano de alto riesgo están activos durante un largo periodo de tiempo, es cuando el riesgo de desarrollar células anormales que pueden convertirse en cáncer cervical aumenta significativamente.

Tipos de cáncer que provoca

El cáncer de cuello uterino es el más frecuente. Los de alto riesgo se han vinculado, en algunas ocasiones, con el cáncer de la vulva, vagina, ano y pene.

Algunas investigaciones también ha sugerido un vínculo entre los Virus de alto riesgo y otros tipos de cáncer, como el cáncer de boca y cáncer de garganta.


Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen