Seguridad Social y pruebas de paternidad

05/11/2020

En muchas ocasiones se puede necesitar una prueba de paternidad y, sin embargo, no se dispone de los recursos necesarios para hacer frente al pago. Es en esos momentos donde surge la duda: ¿la Seguridad Social cubrirá esa prueba? ¿Existe alguna forma de hacer la prueba de paternidad de forma gratuita?

La Seguridad Social y las pruebas de paternidad

Actualmente, la Seguridad Social española no ofrece pruebas de paternidad como parte de sus coberturas. Entre los servicios que cubre cada Comunidad Autónoma, tampoco se encuentran estos tipos de pruebas de ADN, al no tratarse de un tema sanitario o de primera necesidad.

La sanidad española ofrece una variedad muy amplia de servicios básicos de salud. Sin embargo, no podría soportar el coste de tratamientos o servicios a la carta.

Un ejemplo de ello son las especialidades como la odontología – considerada como lujo – no están cubiertas por la Seguridad Social en su totalidad (el 96% de las prestaciones las paga el propio ciudadano).

Aunque algunas Comunidades Autónomas sí que ofrecen otros tipos de pruebas de ADN con el fin de prevenir algunas enfermedades concretas, la prueba de ADN para evaluar la paternidad de un niño no está entre ellas.

¿Se puede conseguir una prueba de paternidad gratis?

No existe ningún centro ni laboratorio que ofrezca este servicio de forma gratuita. Es posible que cuenten con el reclamo de que el kit de recogida de muestras es gratuito, sin embargo, el análisis de dicha muestra no lo será.

Aún así, las pruebas de paternidad cuentan con un precio muy asequible. La realidad es que hay bastantes centros y laboratorios en España que ofrecen este servicio, por lo que los precios son muy similares.

Por norma general, pueden oscilar entre los 190€ y los 340€, dependiendo del tipo de prueba que se necesite y del procedimiento que se desee utilizar para la toma de muestras.

Lo único que podría variar el coste – y que puede ser interesante en determinadas circunstancias – es si precisamos que la prueba tenga una validez legal.

Las pruebas que son válidas legalmente cuentan con un método más controlado, con un seguimiento exquisito de la cadena de custodia de las muestras para asegurar que no ha existido manipulación alguna en ellas. Normalmente, este tipo de prueba suele oscilar los 275€ en total.

¿Quién paga la prueba de paternidad en un juicio?

Si existen dudas sobre la paternidad y esto llega a juicio, el tema puede cambiar. Pueden darse incontables situaciones en las que la respuesta a esta pregunta puede variar.

En un juicio de filiación, será el juez quien dictamine quién paga los gastos incurridos durante el mismo. Por norma general, habrá una condena en costas a la parte demandante o al demandado, según considere el juez.

Sin embargo, podría darse el caso de que no hubiera condena en costas y que cada una de las partes deba pagar sus gastos. Esto podría llevar a que el demandante y al que han solicitado que se someta a una prueba de paternidad sea quien se pague su propia prueba.

Lo mejor si nos encontramos en este caso es hablar con nuestro abogado para ver qué opciones hay y si existiera la posibilidad de asignar el gasto a una tercera parte. En el caso de que el/la afectado/a no pudiera hacer frente al coste, se podrá poner a disposición del juez para que éste evalúe quién deberá pagar la prueba.

¿Debería ser gratuita la prueba de paternidad para un juicio?

La necesidad de gratuidad de este tipo de pruebas o no puede ser cuestión de opinión. Sin embargo, la realidad es que, en otros países como Colombia, si la prueba de ADN es solicitada por un juez, habrá obligación de someterse a ella, y – por norma general – el coste será asumido por el Estado.

En Texas ocurre algo similar: lo normal es que la prueba de paternidad – si es por un caso abierto judicial – sea pagada por la Oficina del Fiscal General. 

En Puerto Rico, sin embargo, dependerá del resultado de la prueba. Si se realiza una prueba de paternidad y sale positivo, será el padre biológico quien la pague. En el caso de que salga negativo, la pagará quien solicitó la prueba (presumiblemente la madre).