Precio desde 190€

Prueba de paternidad para fines legales

Certificamos que las muestras que se analizan, pertenecen a las personas referidas, y que no se ha interrumpido la cadena de custodia desde que se tomaron la muestras hasta que se emitieron los resultados. Garantizando la veracidad de las muestras del test.

Test de paternidad legal

La importancia de este tipo de test radica en que se trata de una prueba de paternidad con validez judicial ya que se mantiene la cadena de custodia de la muestra de ADN del hijo o hija y del presunto padre.

¿Qué se entiende por prueba de paternidad legal?

Una prueba de paternidad legal es aquella que, por cómo se han recogido las muestras y realizado el análisis, puede ser admitida en un procedimiento judicial o administrativo, con el fin de demostrar la existencia o no de un vínculo de filiación entre dos personas. Si ambas son mayores de edad se deduce que son conscientes de lo que están haciendo y que, por lo tanto, prestan su consentimiento expreso para la realización de la misma; obviamente, si alguna fuera menor de edad serán sus padres, o tutor legal, quienes darán consentimiento para la realización de la prueba.

¿Por qué este tipo de test se considera válido para un juicio?

La valoración de la prueba en un procedimiento judicial corresponde al Juez. En función de las circunstancias que concurran, será él quien decida si la admite o no, y el grado de importancia que tendrá en el procedimiento. Pero, en cualquier caso, para que pueda ser admitida en un proceso judicial la prueba debe haber sido realizada garantizando que la cadena de custodia se ha mantenido intacta. Esto significa que las personas que se someten al análisis deben ser correctamente identificadas y que las muestras obtenidas de ellas no deben ser alteradas hasta su entrega en el laboratorio donde serán analizadas.

Una prueba de paternidad legal puede ser realizada sin que la ordene un Juez. Lo más normal es que sean las personas interesadas quienes la soliciten con la idea de que el Juez pueda evaluarla una vez aportada al procedimiento judicial.

 

Cadena de custodia.- La cadena de custodia es el procedimiento que garantiza y controla que la prueba se realice en las condiciones correctas. Se instrumenta mediante la recogida de la documentación acreditativa de la identidad y el registro de todas las incidencias, si las hubiera, relacionadas con las muestras. De esta forma se garantiza la autenticidad, preservación e integridad de la muestra obtenida, a partir de la cual se obtendrán los resultados que luego se reflejarán en el informe. La importancia de la cadena de custodia estriba en que, gracias a ella, los órganos judiciales y las partes que intervienen en un procedimiento judicial no duden de la integridad y verosimilitud de la prueba.

La cadena de custodia consta de las siguientes etapas: identificación de las personas a analizar, codificación y recogida de las muestras, preservación adecuada de las mismas; embalaje y transporte hasta Ampligen y, finalmente, recepción e inspección de las muestras como paso previo a su traslado al laboratorio para su análisis.

La recogida de las muestras y la identificación de los intervinientes se realiza con ayuda de una serie de Centros Colaboradores acreditados por Ampligen que proceden al envío de las mismas mediante un servicio de mensajería.

¿En qué casos es necesario realizar un test de este tipo?

Las pruebas legales o con validez judicial son necesarias en procesos de:

  • Filiación, es decir, cuando se pretende que una persona reconozca a otra como su hijo. En el derecho español los hijos que nacen dentro del matrimonio se presumen hijos de los padres, y como tales se les inscribe en el Registro Civil. En el caso de que exista alguna duda respecto a la paternidad de un niño la realización de una prueba de paternidad se convierte en un elemento muy valioso.
  • Impugnación de la filiación (paternidad). Es el caso contrario al anterior, es decir, en el que el padre legal puede no ser el padre biológico. Para modificar legalmente esta situación es necesario acreditar, efectivamente, la no paternidad.
  • Reagrupamiento familiar. En estos casos se trata de personas que establecidas legalmente en España desean que sus hijos o padres puedan obtener su residencia legal en España, para lo que van a necesitar acreditar que, ciertamente, lo son.
  • Cualquier situación relacionada con reclamaciones hereditarias o de cualquier tipo que impliquen el reconocimiento legal del parentesco.

¿Cómo es el proceso?

El proceso de realización de una prueba de paternidad legal comienza contactando con Ampligen para recibir asesoramiento y, en caso de ser necesario, le gestione una cita en uno de los Centros Colaboradores que tiene repartidos por toda la geografía nacional. Para la toma de las muestras, tanto el presunto padre como el hijo, deben acudir provistos de los documentos legales de identificación (DNI, permiso de residencia, pasaporte, carnet de conducir, etc.). En el caso de aquellos menores de edad sobre los que el presunto padre no tenga la tutela, deberá acudir también la persona o personas que la tengan, provistos de la documentación señalada, o en su defecto, el libro de familia, partida de nacimiento, o cualquier otro documento legalmente válido.

El Centro procederá a cubrir la documentación necesaria (solicitud y consentimiento informado, cadena de custodia…)

Tras la identificación el Centro procederá a la obtención de las muestras. Generalmente se procede a recoger una muestra bucal con ayuda de unos bastoncillos de algodón, los cuales serán posteriormente remitidos a Ampligen, junto con la documentación, mediante una empresa de mensajería.

Una vez recibidas las muestras en el laboratorio se procederá a su análisis. Los resultados estarán disponibles en el plazo de 7 días laborales contados a partir de su recepción en el laboratorio. El informe será remitido al solicitante mediante el sistema que él haya elegido para ello (correo certificado, mensajería, email en servidor seguro, etc.).

Laboratorio de Análisis de ADN de Ampligen, especializado entre otros en tests de paternidad de carácter legal

Manteniendo de forma estricta la cadena de custodia de las muestras en Ampligen recibimos el material genético del hijo/a y del supuesto padre para proceder a su análisis y obtención del resultado

¿Qué precio tiene esta prueba?

El precio de una prueba de paternidad con validez legal es de 275€ (IVA incluido).

¿Ampligen acude a las ratificaciones judiciales?

La ratificación judicial es el proceso por el que la persona que ha emitido el informe ratifica el mismo y contesta las dudas y cuestiones que le puedan plantear las partes en el proceso. En Ampligen recomendamos a nuestros clientes que, a través de su abogado, soliciten al Juzgado donde se siga el procedimiento, que la ratificación se realice mediante exhorto (petición escrita) a los Juzgados de Ponferrada, donde está la sede de Ampligen, o mediante videoconferencia, ya que de esta manera se reducen mucho los costes para el solicitante.

Ampligen tiene establecida una tarifa de 100€, en concepto de honorarios de ratificación judicial, si la misma se produce en los Juzgados de Ponferrada (por el medio señalado anteriormente). Si no fuese el caso, y nuestro personal tuviese que desplazarse al Juzgado competente, los honorarios de ratificación serían 350€, a los que hay que añadir los gastos de desplazamiento y alojamiento en su caso.

Algunas cuestiones prácticas sobre los procesos de filiación (reclamación de la filiación o impugnación de la misma):

  • La demanda de filiación no será admitida por los tribunales si la misma ya fue establecida por una sentencia firme. Tampoco se admitirá si no hay algún tipo de prueba que fundamente la demanda.
  • Siempre hay que presentar algún tipo de prueba junto a la demanda de filiación (art.761.1 LEC), o la oferta de practicar determinadas pruebas en el momento adecuado.
  • La prueba biológica de paternidad se admitirá, y practicará, siempre que sea proporcionada a la finalidad perseguida, y para no causar indefensión a la parte interesada si no tiene otros medios de prueba.
  • El Tribunal Constitucional (STC 37/1989) considera que el demandado en un proceso de filiación no matrimonial sólo podría legítimamente negarse a la prueba biológica, si no existieran indicios serios de la conducta que se le atribuye o pudiera existir un grave quebranto para su salud.  No cabe la negativa basándose en la vulneración de los derechos fundamentales a la integridad física, moral y a la intimidad personal (STC 7/1994).
  • La prueba biológica es una prueba pericial, y se le aplica el régimen propio de estas pruebas. Lo recomendable es que se solicite en la propia demanda o en la contestación a la misma para hacerla de forma anticipada, salvo que ya se tenga, en cuyo caso se aportaría a la demanda.
  • La negativa injustificada a la práctica de la prueba biológica por sí sola no es suficiente para que se estime la demanda de filiación. El Tribunal declarará la filiación si además de la negativa injustificada existen otros indicios de la paternidad obtenidos por otros medios. En definitiva, negarse injustificadamente a la prueba biológica de la paternidad es un indicio probatorio que será valorado por el tribunal en relación con el resto de las pruebas que existan en el procedimiento.

Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen

Pide información sin compromiso sobre tu test de paternidad legal