Tipos de Gemelos y Mellizos

12/11/2020

En España, a pesar de que la natalidad disminuye año tras año, es uno de los países que encabezan el ranking mundial de partos múltiples. Según el INE, desde 2015 se ha mantenido el porcentaje de nacimientos gemelares (más del 2,2% de los casos) a pesar de que el número de partos decrece exponencialmente.

Diferencia entre gemelos y mellizos

Cuando se da un embarazo doble, pueden ocurrir dos situaciones:

  • Que se haya ovulado dos veces durante el ciclo y que dos espermatozoides fecunden esos dos óvulos.
  • Que se fecunde un solo óvulo que se divida en dos, dando lugar a dos individuos. Es decir, ambas personas proceden del mismo cigoto, en el que la división celular provoca una separación de dos células que genéticamente son iguales, aunque se desarrollarán por separado.

Al primer caso se le llama gemelos bicigóticos (o lo que comúnmente denominamos mellizos). En el segundo caso, estaremos hablando de gemelos monocigóticos (los llamados gemelos idénticos).

Si bien en el caso de los mellizos pueden ser dos bebés de distinto sexo, con sus características físicas y genéticas diferentes, en el caso de los gemelos idénticos no ocurre así.

Los gemelos compartirán genotipos altamente similares (que no idénticos) por lo que serán muy parecidos físicamente entre sí y tendrán el mismo sexo.

A pesar de esta distinción entre gemelos o mellizos, los embarazos donde hay dos bebés gestándose de forma simultánea siempre se denominarán embarazos gemelares.

En Ampligen realizamos la prueba de gemelaridad o zigosidad o test de gemelos para comprobar si se trata de gemelos monocigóticos.

¿Tener gemelos es hereditario?

Los gemelos se consideran un “accidente biológico” por lo que la probabilidad de tener gemelos idénticos es realmente baja. Tiene un componente más de “suerte” que genético.

Al ser accidental, esto se podría dar a través de embarazos naturales como por reproducción asistida (con muy baja probabilidad).
Sin embargo, los mellizos sí podrían tener un componente hereditario.

Probabilidades de tener gemelos o mellizos

La Sociedad Española de Fertilidad (SEF) afirma que existe un 1,1% de probabilidad de tener mellizos y un 0,4% de tener gemelos idénticos (es decir, uno de cada 250 embarazos) de forma natural.

En cuanto a la reproducción asistida estos porcentajes aumentan a casi el 20% en el caso de la Fecundación in Vitro y más del 11% en el caso de inseminación artificial.

Con todo, esta tasa parece estar disminuyendo, lo que indica que los expertos están perfilando las técnicas para poder lograr el desarrollo de un solo bebé y llevarlo a término con éxito.

Si bien es cierto que la reproducción asistida aumenta la probabilidad de embarazo múltiple, según los datos recogidos por la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE) más del 73% de los embarazos son únicos, respecto a un 24% de gemelares.

¿Por qué hay tantos mellizos en España?

Desde los años 80, se popularizaron las técnicas artificiales para concebir. En España, la ley es bastante permisiva si la comparamos con las de nuestros países vecinos: permite transferir al útero de la mujer hasta tres embriones.

Aunque lo más probable es que no todos los embriones implantados lleguen a término (o siquiera a implantarse correctamente), hay una probabilidad de que los tres bebés prosperen.

Además de los métodos artificiales de fecundación, otro de los factores que influye en la probabilidad de tener un embarazo múltiple es la edad de la mujer: cuando mayor sea ella, más probabilidades de tener mellizos habrá.

A partir de los 33 años y cuanto más se va acercando la mujer a la menopausia, existen más probabilidades de que exista una doble ovulación y, por tanto, más probabilidades de fecundar dos óvulos. Y es un hecho que la edad a la que se tiene un hijo se ha ido retrasando año a año, convirtiéndose esto en un factor relevante para el incremento de partos múltiples en España.

El ADN en el caso de gemelos o mellizos

Para empezar a tratar este tema, pongámonos en contexto: En el cuerpo de un ser humano hay unas 30 billones de células, siendo su proceso de formación y crecimiento complejo a la par que un suceso impresionante.

Cuando comienza la vida de un ser humano, es necesaria la unión de un óvulo y un espermatozoide dando lugar al cigoto.

En este cigoto será el responsable de determinar la identidad del embrión, determinada por su genoma. Esta identidad es única de este nuevo individuo (aunque pueda contener información común con otros individuos, siempre hay un porcentaje único de esta nueva vida).

Con la división del cigoto comenzará el desarrollo del embrión. Sus células darán lugar a la formación de la placenta donde se desarrollará el feto hasta su nacimiento, así como a los tejidos, órganos y demás elementos necesarios para constituir este nuevo organismo.

Ahora bien, ¿qué pasa en el caso de los gemelos? Proceden del mismo cigoto y, por lo tanto, comparten la misma placenta (en la mayoría de los casos). No sólo eso, sino que también comparten prácticamente el 100% del material genético. Por ello se llaman “gemelos idénticos”: al tener un material genético (casi) exacto, su aspecto será prácticamente indistinguible el uno del otro.

En el caso de los mellizos la historia cambia: al no compartir la placenta, su material genético se comportará simplemente como si fueran hermanos con la “curiosidad” de que han nacido en el mismo día. Es decir, compartirán aproximadamente un 50% de su genoma, tal y como lo hacen todos los hermanos nacidos o no en el mismo día. Por ello, pueden tener distinto sexo o incluso tener características físicas realmente diferentes.

¿Pueden tener los gemelos idénticos el mismo ADN?

No. Aunque tienen un material genético realmente similar, siempre hay un pequeño porcentaje de que los distingue.

Hasta hace unos años, esto era un reto extremadamente complejo para la ciencia, ya que las secuencias de ADN entre ellos son realmente similares. Pero hoy en día si se pueden distinguir por el ADN, ya que es diferente para cada individuo.

Como curiosidad – ya que se trata de excepción y no de la regla – sólo se ha encontrado ADN idéntico en gemelos sesquizogóticos. Estos gemelos se forman a través de un único óvulo fecundado por dos espermatozoides al mismo tiempo. Son una rareza y se pensaba en este concepto más “en teoría” hasta que se descubrieron casos.

El único caso de este tipo que ha mostrado un ADN idéntico es el de unos hermanos australianos que se conoció en el año 2013. Desde entonces, sólo ha habido otro caso descubierto en 2017 de gemelos sesquizogóticos, pero no mostró el mismo ADN entre ambos.