Pasos legales para solicitar una prueba de paternidad

21/10/2020

Cada vez son más personas las que acuden a las pruebas de ADN para conocer qué tipo de relación les une con otra persona. Sin embargo, las dudas surgen a la hora de acceder al test de paternidad: ¿cómo puedo hacérmelo? ¿hay algo que deba tener en cuenta de cara a la privacidad o derechos de las personas involucradas? ¿existen restricciones legales?

Son muchas incógnitas las que pueden surgir. Y todo dependerá del fin para el que quieras la prueba.

¿Quién puede acceder a una prueba de paternidad?

Aunque las estadísticas nos muestran que son las madres las que más solicitan este tipo de pruebas de ADN, la realidad es que pueden solicitarla con total libertad cualquiera de los afectados (madre, padre o hijo) y sin necesidad del consentimiento expreso de las otras partes.

Incluso en aquellos casos donde uno de los progenitores no ostente la custodia del menor, se podrá acceder a esta prueba.

Ahora bien, hay ciertas ocasiones en las que es más recomendable solicitarlas por vía judicial para evitar problemas y para facilitar una toma de muestras fiable.

En el caso del hijo, podrá solicitarla él mismo siempre y cuando sea mayor de 18 años. En el caso de ser menor, su representante legal (madre, padre o tutor) podrá realizar el trámite por él.

Conseguir una prueba de paternidad por la vía judicial

Si lo que buscamos es iniciar la prueba de paternidad por vía judicial, el proceso es el siguiente:

Demanda

Deberemos interponer una demanda de paternidad en el Juzgado de Primera Instancia, normalmente en el tribunal del domicilio del demandado. En esta demanda podremos solicitar otros asuntos relacionados como la pensión de alimentos del menor o pedir una prueba de paternidad.

Preparar las pruebas

Para que el Juzgado admita la demanda, deberemos presentar pruebas y testigos de que realmente hubo una relación entre los progenitores, por muy esporádica que fuera. Las pruebas pueden ser desde cartas, recibos, emails, fotografías o WhatsApps, hasta testigos o, incluso, una prueba de paternidad.

Decisión del juez

El juez decidirá si se lleva a trámite o no dicha demanda, dependiendo de la validez y contundencia de las pruebas facilitadas.

Con todo, aun siendo por vía judicial, un juez no puede obligar a la otra parte a realizarse una prueba biológica de paternidad. Sin embargo, la negativa a exponerse a una podría traer repercusiones no deseadas.

¿Vale cualquier test de paternidad como prueba en un juicio?

No. No cualquier laboratorio cuenta con la fiabilidad como para tomar su informe de resultados como para usarlo como prueba en un juicio.

Es posible que acudas a juicio por los resultados de una prueba de paternidad pero que esa prueba no sea más que un indicio y que se tenga que solicitar una nueva, que siga los procedimientos válidos, para corroborar la anterior.

Requisitos para demostrar la validez de una prueba

Para que la prueba sea válida legalmente, deberá cumplir una serie de requisitos:

  • Las muestras se deberán analizar en laboratorios acreditados, que sigan los procedimientos requeridos en la toma de muestras y respeten la cadena de custodia. De esta forma, se podrá acreditar en un juicio que se ha protegido la integridad de las muestras, siendo una prueba lícita que presentar en un juicio.
  • La muestra deberá ser analizada por un personal cualificado para la realización de la misma.
  • En el proceso de toma de muestras se deberá poder acreditar la identidad que hay detrás de los participantes de la prueba.
  • El que solicita la prueba, deberá rellenar una solicitud de esta prueba, firmando el consentimiento informado y facilitando todos los datos personales que solicite el laboratorio acreditado.

En resumen, si el laboratorio no estuviera acreditado y se llegase a juicio, esa prueba de paternidad podría no ser admitida o impugnada, no pudiendo utilizarse durante dicho trámite judicial.

Ventajas de las pruebas legales respecto a las pruebas privadas

En el caso de estar inmersos en una controversia sobre la paternidad, con una prueba legal de paternidad se podrán utilizar para aprobar o descartar la paternidad con fines legales.

Por ejemplo, para definir quién tiene las obligaciones de manutención para con el menor, la custodia o cualquier otra obligación que conlleve el hacerse cargo de un hijo.