Desde 190€

Prueba de paternidad privada

Las pruebas de paternidad ofrecen resultados muy precisos que determinarán, sin duda, si hay una relación genética entre un niño y su supuesto padre.

Test de paternidad privada

¿En qué consiste una prueba de paternidad privada o informativa?

Una prueba de paternidad privada, informativa o confidencial es aquella en la que mediante un estudio genético se determina si una persona es el padre biológico de un hijo, pero en la que, por el motivo que sea, no se desea o no se puede identificar a las personas que intervienen en la misma.

Este tipo de pruebas en contraposición a las denominadas “legales” no garantizan la integridad de la cadena de custodia, por lo que no pueden ser utilizadas en procedimientos legales, si bien son pruebas perfectamente lícitas que ayudan a resolver dudas sobre la paternidad de una forma anónima y, exclusivamente, informativa.

¿Cuándo se recurre a este tipo de prueba?

Esta prueba es ideal para resolver dudas sobre relaciones de parentesco sin necesidad de comprometer la identidad de las personas que participan en ella.

¿Cuál es el procedimiento para llevarla a cabo?

Es muy sencillo. Se puede realizar sin necesidad de salir de casa. No necesitamos ningún dato personal, solo un teléfono de contacto, o una cuenta de correo electrónico para comunicarnos y enviar los resultados.

La toma de las muestras la puede realizar el propio interesado en su domicilio, siguiendo unas sencillas instrucciones que le facilitamos previamente. También se puede optar por acudir a alguno de los Centros Colaboradores que Ampligen tiene repartidos por toda a geografía nacional. Y finalmente, podemos enviar un kit a la dirección que se nos indique, el cual contiene la solicitud de análisis, instrucciones de uso y el material necesario para la toma de las muestras.

La recogida de la muestra es muy simple. Se suele realizar con ayuda de un par de bastoncillos de algodón con los que se frota la parte interna de la boca para obtener el material celular con el que luego se harán los análisis. También se pueden utilizar otro tipo de muestras tales como sangre, cabellos arrancados, uñas, semen, o cualquier objeto que pueda contener material biológico: chicles, colillas, cepillo de dientes…

Una vez obtenidas e identificadas las muestras, como “padre”, “madre”, “hijo”, “hermano”, “abuela“, “abuelo“, “nieto“… se procede a su envío al laboratorio Ampligen mediante un servicio certificado de correo postal, o mediante una empresa de mensajería. Si las muestras se han recogido en un Centro Colaborador será éste quien se encargue del envío de las mismas. 

Una vez recibidas las muestras, Ampligen avisará al cliente confirmando la recepción de las mismas. El proceso de análisis empezará en el momento en que se haya abonado el 50% del coste total de la prueba. Los resultados estarán disponibles en el plazo de una semana aproximadamente. Los resultados del análisis serán enviados por el medio que el cliente haya elegido (correo postal certificado, mensajería o email).

Es importante saber que:

  • No hay diferencia técnica entre una prueba legal y una privada. Son idénticas.
  • Esta prueba sólo tiene carácter informativo por lo que no podrá ser utilizada como elemento probatorio en un juicio.

¿Qué precio tiene tiene una prueba de paternidad privada?

El precio base de una prueba de paternidad privada es de 190€ (IVA incluido). Ello supone que las muestras a analizar son de saliva y que han sido recogidas y enviadas por el propio interesado, directamente al laboratorio para su análisis. Si las muestras son de otro tipo o se recurre a los Centros Colaboradores, el coste de la prueba se incrementa, llegando a alcanzar los 340€.

El pago de la prueba se realiza de dos veces, una primera parte al comienzo del análisis, y una segunda cuando el análisis esté finalizado. El análisis no comienza hasta que esté confirmado el primer pago, y el informe de resultados solo se facilita tras haber realizado el abono completo de la prueba.

¿Los resultados son concluyentes?

Los resultados de este tipo de prueba son totalmente fiables y precisos, siempre y cuando las muestras rindan ADN en cantidad y calidad suficiente para realizar el análisis. Un resultado positivo (relación de parentesco probada) se alcanza cuando la fiabilidad del análisis es superior al 99,99%, mientras que un resultado negativo (exclusión de la relación) se alcanza cuando se observan 3 o más valores genéticos discrepantes entre las personas estudiadas.


Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen

 

 

 

Solicita información para tu prueba de paternidad