Desde 190€

Pruebas de ADN con Abuelos

El test de abuelinidad ayuda a aclarar aquellas situaciones en las que el presunto padre no está disponible, pero si lo están los dos abuelos paternos. Lo mismo se puede decir cuando es la presunta madre quien no está disponible, pero se cuenta con la participación de los abuelos maternos.

Test de ADN con abuelos

¿En qué consiste?

En este tipo de prueba, el perfil de ADN del nieto es comparado con los perfiles de ADN de los padres biológicos del presunto padre/madre. Dado que un hijo hereda la mitad de su ADN de uno de sus padres y la otra mitad del otro, deberíamos encontrar cada una de esas mitades en el ADN que contienen las dos parejas de abuelos de cada rama familiar. Este tipo de estudio no distingue entre unos hijos de los abuelos y otros por lo que no puede ser considerada como una prueba de paternidad/maternidad al uso. La relación que establece es, como su nombre indica, solo de abuelinidad.

Este tipo de análisis requiere de la participación de la parte contraria, es decir, la madre del nieto si el estudio se hace con los presuntos abuelos paternos, o el padre del nieto si el estudio se hace con los presuntos abuelos maternos. Si ello no fuera posible, el estudio se podría realizar igualmente, aunque con toda probabilidad habría que analizar más regiones del ADN de las habituales.

¿En qué casos se utiliza?

Los resultados pueden servir como prueba en: reclamaciones de seguros, herencias, y para reagrupamiento familiar en casos de emigración, aunque lo más habitual es para reconocimiento de un niño que no pudo ser reconocido por su padre biológico porque falleció antes de que su hijo naciera.

Imagen de una sala de las instalaciones de Ampligen con equipamiento

En el laboratorio de análisis de ADN de Ampligen realizamos todo tipo de pruebas incluidas las pruebas de ADN de abuelos

¿Cómo se realiza?

Estas pruebas, al igual que los demás test de parentesco, se pueden hacer utilizando diferentes tipos de muestras, aunque la más habitual es la de saliva, recogida con ayuda de unos bastoncillos de algodón.    

Se pueden hacer de forma privada para uso informativo o con validez legal. Si se opta por la prueba con validez legal, las muestras deben ser recogidas manteniendo intacta la cadena de custodia como ocurre con el resto de pruebas que requieren validez legal.


Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen