Mutación en los genes BRCA

29/04/2021

Los genes BRCA son genes humanos encargados de la síntesis de proteínas que suprimen tumores. Éstas ayudan a reparar ADN dañado. De esta forma, aseguran una cierta estabilidad en el material genético de las células. Los genes BRCA se dividen en BRCA1 (cromosoma 17) y BRCA2 (cromosoma 13).

Una mutación es un cambio en la información del código genético. Pueden producirse por un error en el proceso de replicación en la mitosis o meiosis, factores externos o por otras circunstancias que – excluyendo la ingeniería genética – escapan de nuestro control.

Por tanto, una mutación en los genes BRCA afectará a la proteína que éstos producen. Esta alteración puede derivar en una proteína defectuosa o, directamente, en que no se llegue siquiera a sintetizar. Como resultado, las células tendrían mayor probabilidad de presentar alteraciones genéticas que puedan derivar en cáncer.

Cánceres relacionados con mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2

Las mutaciones específicas de los genes BRCA incrementan el riesgo de cáncer. Sobre todo, hay mayor riesgo de cáncer de seno y de ovario en mujeres (85% de las mujeres portadoras de mutaciones en esos genes). Además, suele manifestarse en mujeres más jóvenes que las que no presentan estas mutaciones (entre los 30 y 50 años).

La mutación en los genes BRCA está tan relacionada con el cáncer de mama (por razones históricas) que, de hecho, de ahí proviene su nombre. “BRCA” proviene de “Breast Cancer” (Cáncer de Mama, en inglés).

También se ha observado que los hombres portadores de mutaciones en el gen BRCA1 tienen mayor riesgo de desarrollar un cáncer de colon o próstata. Si el gen mutado que portan es el BRCA2, el riesgo de cáncer está asociado al de mama (entre el 5 y 10%), aunque pueden también desarrollar otros cánceres (páncreas, melanomas malignos, colon o faringe).

Mutaciones en los genes BRCA-1 y BRCA-2 relacionadas con el cáncer de mama y ovario

Habitualmente, el riesgo en una mujer de desarrollar cáncer de mama es del 11,5% aproximadamente. Al ser tan común, no es raro que aparezca varias veces en la historia familiar. Especialmente si tenemos en cuenta que puede existir una predisposición genética.

Atendiendo a los genes BRCA, podemos diferenciar:

Mutaciones en el gen BRCA1

Son las responsables del 45% de cánceres de mama hereditarios. Están implicadas en alrededor del 4% de cánceres de mama tempranos (antes de los 50 años) y en el 7% de cánceres de ovario tempranos.

Mutaciones en el gen BRCA2

Son las responsables del 35% de cánceres de mama hereditarios. Además, las mutaciones del BRCA2 podrían estar implicadas en el 14% de cánceres de mama en hombres. Al contrario de lo que ocurre con el gen BRCA1, el BRCA2 no está asociado a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario.

Herencia de los genes BRCA mutados

Como ocurre con la herencia de otros genes, hay un 50% de probabilidades de que un individuo transmita su gen mutado a su descendencia. Esto es suponiendo que el otro progenitor no presente ninguna mutación en esos genes.

Esto se debe a que todos nuestros genes son pares: una copia procede de la madre y la otra del padre. Los gametos se producen mediante la meiosis. La meiosis es un proceso de división celular específico para las células sexuales. Este proceso divide la información genética, distribuyendo una sola copia de cada par de cada gen para cada gameto. Es decir, cada gameto presenta un solo gen de cada tipo, no presenta el par.

Por eso, una persona que presente un gen BRCA mutado producirá la mitad de sus gametos sanos y la otra mitad portará la alteración. Los gametos, evidentemente, son los que, en la fecundación, transmiten la información genética al descendiente.

Cómo se detectan mutaciones en los genes BRCA

Las mutaciones en los genes BRCA se pueden detectar mediante un examen de sangre o de saliva.

En laboratorio, existen diferentes técnicas para buscar alteraciones en los genes. Una de ellas consiste en buscar una mutación específica en el gen BRCA1 o BRCA2 que ya haya sido identificada en algún pariente cercano. Esta prueba es más rápida, pero no contempla otras mutaciones – que pueden ser dañinas – que pudieran encontrarse en el sujeto que se hace la prueba.

Otra opción es realizar una secuenciación avanzada buscando en ambos genes todas las mutaciones perjudiciales conocidas.

Generalmente, se necesita alrededor de un mes para conocer los resultados de las pruebas.

Cómo deben actuar los portadores de mutaciones en los genes BRCA1 o BRCA2

Como siempre, conviene aplicar la medicina preventiva. Diferenciamos dos tipos de sujetos:

Pacientes que han desarrollado cáncer de mama u ovario

Deben realizarse con frecuencia exámenes de mama, mamografías y, opcionalmente – si fuese necesario para el tratamiento del cáncer -, mastectomía bilateral (extirpación quirúrgica de mamas) y/o ooforectomía bilateral (extirpación quirúrgica de ovarios).

Pacientes que no han desarrollado cáncer

Deben autoexaminarse y realizarse exámenes preventivos con las técnicas adecuadas (mamografías, exámenes clínicos, chequeo pélvico transvaginal por ultrasonidos y, en hombres, análisis de los niveles de DRG y PSA para prevenir el cáncer de próstata).

Riesgo de cáncer en personas con BRCA1 / BRCA2 mutados

Se ha estimado que el 85% de las mujeres portadoras de mutaciones en BRCA1 o BRCA2 desarrollarán cáncer de mama a lo largo de su vida, preferentemente entre los 30 y 50 años. Por otro lado, entre el 40 y 60% de las mujeres portadoras de mutaciones en BRCA1 desarrollarán cáncer de ovario, mientras que sólo entre el 10 y el 15% de las portadoras de mutaciones en BRCA2 desarrollarán este tipo de cáncer. Aproximadamente el 65% de las mujeres con cáncer de mama a consecuencia de mutaciones en BRCA1 o BRCA2, desarrollarán un segundo cáncer de mama.

Los hombres que hayan heredado un gen BRCA1 anormal parecen tener bajo riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, tienen un riesgo tres veces mayor de desarrollar cáncer de próstata que la población general. Tanto los hombres como las mujeres con mutaciones en BRCA1 tienen un riesgo hasta 4 veces mayor de desarrollar cáncer de colon que el resto de la población.

Entre el 5 y el 10% de los hombres con mutaciones en el gen BRCA2 desarrollarán cáncer de mama a lo largo de su vida frente al 1% de la población general. Mutaciones en BRCA2 también ha sido asociadas con otros cánceres, tales como cáncer de próstata, pancreático, colon, laríngeo y melanoma maligno. Sin embargo, el riesgo de desarrollar estos cánceres aún no ha sido bien definido.

La probabilidad de que un individuo sea portador de una mutación en su gen BRCA1 varía de acuerdo al patrón de cáncer de mama y ovario en su familia.
Un único paciente afectadoDos hermanas afectadas
Edad de apariciónProbabilidad de una mutación BRCA1Edad de apariciónProbabilidad de una mutación BRCA1
    
Mama <3012%Mama, mama <4037%
Mama 30-396%Mama, mama 40-4920%
Mama 40-493%Mama, ovario <5046%
Ovario <507%Ovario, ovario <5061%
    
Múltiples casos dentro de la familia
Tipos de cáncer y número de casosEdad de apariciónProbabilidad de una mutación BRCA1
Mama (3 o más) <5040%
Mama (2 o más), más ovario (1 o más)cualquiera82%
Mama (2 o más), más ovario (2 o más)cualquiera91%
    
Fuente: Adaptado de Shattuck-Eiders, et al. A collaborative survey of 80 mutations in the BRCA1 and ovarian cancer susceptibility gene: implications for presymtomatic testing and screening. JAMA 273(7): 535-541, 1995
PRINCIPIOS GENERALES PARA EL ASESORAMIENTO DE INDIVIDUOS PORTADORES DE GENES BRCA1 O BRCA2 MUTADOS
Situación ClínicaIntevención
Pacientes con cáncer de mama u ovario
  • Exámenes de máma más frecuentes
  • Mamografías más frecuentes
  • Opción de mastectomía bilateral
  • Opción de ooforectomía bilateral
Mujeres no afectadas portadoras de mutación en BRCA1 o BRCA2
Control de mama
  • Autoexámenes mensuales
  • Exámenes de mama clínicos (1 ó 2/año) a partir de los 25-35 años
  • Mamografía anual a partir de los 25 – 35 años
  • Opción de mastectomía profiláctica
Control de Ovario
  • Exámen pélvico (2/año) a partir de los 30 años
  • Chequeo pélvico transvaginal por ultrasonidos (2/año) y nivel CA-125 a partir de los 30 años
  • Opción de ooforectomía profiláctica
Hombres no afectados portadores de mutación en BRCA1 o BRCA2
  • Control de cáncer de próstata mediante análisis anual de los niveles de DRG y PSA a partir de los 50 años

Texto revisado por la Doctora Pilar Arca Miguélez, Responsable Científica de Ampligen