Test de Ancestros, ¿es útil?

28/09/2020

Se ha popularizado los llamados “test de ancestros”. Estos tests no son más que una prueba de ADN de donde se trata de extraer características de los que nos precedieron.

De esta forma, se podría conocer el origen étnico de nuestros antepasados o el parentesco con otras personas que también hayan acudido a realizarse el mismo test.

No son muchos los laboratorios y empresas que se dedican a rastrear de esta forma el ADN. En este artículo te contamos cómo es el proceso, sus beneficios y sus carencias.

El ADN de nuestros ancestros

Conocer nuestros orígenes es algo que puede intrigarnos. ¿Tendremos antepasados vikingos? ¿quizá coreanos? La información sobre de dónde venimos puede ser realmente interesante para ubicar nuestro árbol genealógico en el mapa.

Nuestro ADN cuenta con información de hace siglos. Esto nos permite conocer ciertas características o aspectos anteriores a nuestra existencia. En cada célula, podremos encontrar pistas sobre los orígenes de la población de todo el mundo.

¿Cómo se hace un test de ancestros?

Para realizarse un test genético y conocer los orígenes familiares, el procedimiento es muy sencillo.

Primero, deberás seleccionar la empresa o laboratorio con la que quieres realizar la prueba. Ellos te indicarán cómo enviar la muestra.

Una vez decidido este punto, sólo deberás adquirir el kit de test casero que podrás encontrar en muchas farmacias. Si no fuera posible encontrar el kit en farmacias, también es posible adquirirlo online (¡incluso en Amazon!) por menos de 80€. En algunos casos, el laboratorio que analizará la muestra será quien envíe el kit al interesado.

El uso del kit no tiene mucho misterio: en algunos tendrás que rellenar un tubo con saliva o, simplemente, rozar el interior de la mejilla con un bastoncillo de algodón e introducirlo en el tubo.

Una vez recogida la muestra, se procede al envío de la muestra al laboratorio. Tras unas semanas (suelen ser procesos largos), recibirás por correo electrónico los resultados de la prueba.

Métodos de análisis del ADN para conocer nuestros orígenes

Cada empresa de ADN cuenta con un método para realizar esta prueba. Normalmente, estos métodos varían según las regiones geográficas que analicen, la forma que utilicen para identificar las variaciones del ADN y los patrones en ellas, y el tamaño de la base de datos que manejen.

A través de los algoritmos propios de la empresa, de su base de datos y de los tests con un mayor o menor número de marcadores genéticos podrán identificar tus raíces ancestrales. Por ello, es posible que los resultados varíen de un laboratorio a otro o que unos sean más precisos (identificando la región exacta de tus antepasados) que otros (que indican un país o continente completo).

Carencias de estas pruebas genéticas

Aunque el ADN puede desvelar una ingente cantidad de información sobre nuestros orígenes y antepasados, la realidad es que actualmente no hay herramientas suficientes para descifrar esta información con precisión. El mundo de la genética tiene una gran complejidad y está en constante evolución, descubriendo mes a mes nuevas técnicas y genes.

Las empresas dedicadas a ello y los investigadores del tema logran estudios cada vez más detallados y técnicas más precisas. Sin embargo, la validez de los resultados actuales es relativa, siendo sus resultados un asunto más lúdico, que algo exacto o científico al 100%. Básicamente, los resultados te dirán la afinidad geográfica de tus genes con otras poblaciones o si tus características genéticas coinciden en algún porcentaje con cierta raza o etnia.

Gran parte del análisis de estas empresas se basa en la base de datos que van adquiriendo de aquellos que desean conocer sus orígenes y contactar con sus familiares dispersos por el mundo. Esto hace que muchas de las poblaciones no estén representadas por no contar con ningún usuario perteneciente a ellas que se haya realizado el test o que no comparen tu ADN con personas del pasado sino con gente que vive actualmente en diversas partes del mundo.

A pesar de todo, es posible encontrar empresas con grandísimas bases de datos o con sistemas capaces de remontarse 20 o 30 generaciones atrás. Existen laboratorios con técnicas más avanzadas que otros, aun con las carencias propias de este tipo de prueba.

Estas pruebas genéticas de “revisión” de los orígenes de los antepasados no deben confundirse con las de detección de enfermedades. Estas últimas tienen una precisión mucho mayor y cuentan con resultados validados científicamente.