Test de ADN para perros

22/09/2020

El test de ADN para perros ha supuesto toda una revolución en el mundo de las mascotas. Este tipo de prueba nos puede servir para satisfacer nuestra curiosidad sobre detalles interesantes sobre sus orígenes, hasta confirmar si es un perro de raza o un cruce.

Estas pruebas genéticas para mascotas no sólo nos permitirán conocer este tipo de detalles anecdóticos, sino que pueden desvelar rasgos de comportamiento que podrían desarrollar o incluso enfermedades a las que el animal tiene una especial predisposición.

Tanto si buscas conocer más sobre tu mascota como si estás interesado en adelantarte a posibles problemas de salud, te contamos todo lo que debes saber sobre este test ADN para mascotas.

¿Qué es un test de ADN para perros?

Se trata de una prueba donde se analiza el ADN de la mascota para obtener información genética. Esto nos permitirá conocer aspectos como sus orígenes (antecedentes familiares, si es raza pura o si está “compuesto” de varias razas y cuáles son) o enfermedades genéticas a las que se debe hacer un seguimiento o prestar especial atención.

La información obtenida de estos cribados genéticos es de extremada utilidad, especialmente si sospechamos que no es un animal de raza pura, ya que nos ayudará a prevenir o atender mejor a enfermedades que no sospechábamos que podría desarrollar.

Este tipo de información genética es útil no sólo en el ámbito de la enfermedad, sino también en la mejora de su alimentación o en la forma de educar y adiestrar a tu mascota.

¿Cómo se hace esta prueba?

Las pruebas genéticas para perros no difieren mucho de las de los humanos. La toma de la muestra es un proceso muy sencillo, en el que encontramos dos opciones:

A través de una muestra de saliva de la mascota

Es el método más común por su sencillez. Puedes hacerte un kit para realizar esta prueba en una farmacia o, en algunos casos, los facilitará la empresa donde se vaya a analizar la muestra. Lo único recomendable es que hayan pasado algunas horas desde que se alimentó al perro por última vez.

Proceso de toma de muestra

El procedimiento es muy sencillo: con un bastoncillo de algodón, frotaremos durante 30 segundos en el interior de la mejilla de nuestro perro, empapando el hisopo.

Tras ello, lo introduciremos en el tubo para conservar la muestra como nos hayan indicado en la farmacia o laboratorio.

A través de una muestra de sangre

Para este tipo de recogida de muestras se deberá acudir a un centro especializado. La muestra se obtendrá a través de una inyección.

A través del análisis de pelos

Simplemente, se deberán arrancar algunos pelos (deben tener bulbo) e introducir en el tubo facilitado por el laboratorio o farmacia. Es importante que no sean pelos desprendidos, sino que estén recién arrancados.

Una vez obtenida la muestra, se enviará al laboratorio. Allí se extraerá el ADN de nuestra mascota y compararán sus marcadores genéticos con los de la base de datos con la que trabajen.

El laboratorio se centrará en analizar las secuencias repetidas de ADN características de razas concretas para obtener toda la información.

¿Dónde puedo realizar la prueba de ADN para mi perro?

No todos los laboratorios que realizan análisis genéticos hacen esta prueba a mascotas. Además, será importante elegir laboratorios o empresas que dispongan de una amplia base de datos para obtener unos resultados precisos.

En España, contamos con varias opciones entre las que recomendamos:

La Real Sociedad Canina de España

Esta sociedad trabaja junto con la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. A través de esta asociación, podremos acceder a procedimientos de Identificación y Filiación Genética Canina de los perros de pura raza.

ADN Perros

Empresa privada especializada en este tipo de pruebas. Se trata de la primera empresa en desarrollar un método 100% fiable de identificación. Colabora con su método contra el abandono animal o su maltrato, identificando perro y dueño.

EasyDNA

Si lo que buscamos va más allá de confirmar la raza de nuestra mascota, EasyDNA nos podrá facilitar un informe sobre la salud de nuestro perro, con enfermedades potenciales o rasgos de personalidad que conviene vigilar.

Algunas consideraciones a tener en cuenta

Es una información orientativa

Los resultados de las pruebas deben tomarse como una herramienta de orientación.

No son pocos los dueños que sufren estrés cuando descubren que su mascota tiene un alto riesgo de padecer alguna enfermedad o que están apareciendo los primeros síntomas de ella. Saber gestionar con calma esta información es necesario para tomar las decisiones de la manera más acertada posible.

También es posible que – asustados por el miedo a una enfermedad en concreto – el dueño cambie radicalmente el estilo de vida a su mascota de forma innecesaria.

Que exista una predisposición ante una enfermedad no garantiza que la vaya a padecer. Lo mejor es dejarse asesorar por su veterinario una vez recibidos los resultados.

Es una información proactiva

Aprovecha la información para prevenir situaciones inesperadas. Ser conscientes del riesgo de salud de tu mascota te permitirá tomar decisiones de forma premeditada.

Por ejemplo, si descubres que tu perro cuenta con un riesgo alto a padecer cierto tipo de cáncer, podrías adelantarte a contratar un seguro que pueda cubrir los gastos en caso de necesitar tratamiento.