¿Qué famosos que se han hecho pruebas de paternidad?

07/10/2020

Las pruebas de paternidad son un recurso recurrente para dilucidar conflictos y dudas paterno-filiales.

El número de solicitudes para este tipo de tests ha ido en aumento en los últimos años y los famosos no escapan a esta realidad.

Los escándalos de paternidad han sido sonoros en algunos personajes públicos. Veamos cómo se resolvieron los casos más notorios de pruebas de paternidad de estos famosos.

Julio Iglesias

Todo empezó hace más de 30 años cuando su madre María Edite Santos, una bailarina portuguesa, interpuso una demanda de paternidad contra Julio Iglesias. En el verano del 1975, tuvieron una relación extramarital donde se quedó embarazada.

El juez resaltó el “evidentísimo parecido físico” entre Javier Sánchez Santos (hijo de María) y Julio Iglesias, pero Iglesias se negó a someterse a las pruebas de ADN. Sin embargo, aunque pareció haber ganado el primer asalto contra Julio Iglesias y el juez le dio la razón, se recurrió la sentencia por parte de Iglesias.

Lo curioso de este caso es que Javier presentó los resultados de una supuesta prueba de paternidad obtenida por su cuenta sin consentimiento de Iglesias, donde se certificaba el parentesco entre ambos. Sin embargo, una prueba de paternidad no ha sido suficiente para este caso, que sigue en los tribunales y nada indica que vaya a terminar pronto el proceso.

Alejandro Sanz

Alejandro Sanz tuvo varios casos sonoros. Sin embargo, con el primer caso los rumores terminaron pronto cuando Alejandro Sanz reconoció públicamente en 2006 ser el padre “orgulloso” de un niño de tres años llamado Alexander, fruto de una relación ajena a la que mantenía en ese momento con la modelo Jaydy Mitchel. A pesar de todo, afirmó nunca haber negado ni ocultado este hecho.

Sin embargo, años después en 2011, una chica gaditana de 21 años promueve una demanda de paternidad contra Alejandro Sanz, afirmando ser fruto de la relación entre el cantante y su madre, Charo Berea, durante los años 1989 y 1990. La supuesta hija solicitó una prueba de paternidad, mientras que Alejandro, lejos de someterse a ella, ha negado con rotundidad ser su padre.

Salvador Dalí

Los escándalos de paternidad no son sólo una novedad de nuestro siglo. En el año 2017, Pilar Abel interponía una demanda de paternidad argumentando ser hija de Dalí, fruto de la relación con su madre en el año 1955.

La demanda llegó al punto de exhumar el cadáver del artista para poder realizar una prueba ADN, que concluyó que no existía relación de parentesco alguna entre los afectados.

Eddie Murphy

El actor mantuvo una convulsa, breve y mediática relación con la cantante de las Spice Girls Melanie Brown durante el año 2006. Fruto de dicha relación, nació Angel Iris.

Eddie Murphy negó su parentesco durante años, hasta que Mel B llevó el tema a los tribunales. Tras una prueba de paternidad por el camino y dos años de litigios, Murphy reconoció a su hija en el año 2007.

Luis Miguel

Luis Miguel – uno de los cantautores más importantes de todos los tiempos en Latinoamérica – también ha pasado por una prueba de paternidad.

En el año 1988, tuvo un breve romance con la cantante y actriz mejicana Stephanie Salas con la que tuvo una hija no reconocida… hasta 18 años después, cuando se realizó una prueba de paternidad en 2011 y reconoció ser el padre de Michelle Salas.

El rey Alberto II de Bélgica

Los actores o cantantes no son los únicos personajes públicos que se han visto obligados a someterse a una prueba de paternidad. Y es que este tipo de conflictos familiares no entiende de estratos sociales, causando sus estragos entre la realeza.

Es el caso del Rey Alberto II de Bélgica, quien vivió una demanda de paternidad por parte de Delphine Boël. El asunto llegó hasta los tribunales, hasta que la Corte de Apelación de Bruselas le forzó a hacerse una prueba de paternidad o la multa sería de 5000€ diarios (por cada día que no accediera a hacerse la prueba).

El rey aceptó con la condición de que los resultados fuesen confidenciales. Esta historia que arrancó en el año 2013, no concluyó hasta enero del 2020, cuando el rey Alberto II de Bélgica admitió ser el padre biológico de Delphine Boël. 

¿Cuál será el próximo caso de famoso que se ve forzado a realizar una prueba de paternidad?