Proceso judicial para una prueba de paternidad

19/11/2020

Aunque las pruebas de paternidad se pueden solicitar de forma privada y discreta, existe la posibilidad de que se requiera dicha prueba ante un juez.

Si estás inmerso en un dilema legal o quieres clarificar tu situación por la vía judicial, tienes dos opciones:

  1. Acceder a una prueba de paternidad con validez legal y, luego, presentarla en un juicio como prueba.
  2. Iniciar un juicio de filiación con una demanda de paternidad y tramitar dicha prueba a raíz de lo que decida el juez.

Veamos ambas opciones:

Utilizar una prueba con validez legal como prueba en un juicio

No todas las pruebas de paternidad tendrán la misma validez. Si esperas utilizar los resultados de una prueba en un proceso judicial, deberás asegurarte de que el laboratorio donde la realizas cuenta con las garantías necesarias.

Lo que necesitarás es lo que se conoce coloquialmente como “test de paternidad legal”. Básicamente, es una prueba que puede ser admitida en un procedimiento judicial o administrativo por haber asegurado un trabajo impecable en la cadena de custodia de las muestras de ADN.

Para conseguir esta prueba, sólo tendrás que acudir a un centro o laboratorio que reúna las garantías necesarias y presentar la documentación que te soliciten.

Normalmente, los resultados los recibirás en un plazo máximo de un mes. Con ellos, podrás utilizarlos como prueba dentro del proceso en el que puedas verte inmerso.

Solicitar una prueba de paternidad a través de un juicio

Si el proceso es iniciado por el hijo (o por un representante legal en el caso de que sea menor), éste podrá interponer una demanda de reclamación de paternidad.

En el caso de que sea la madre o el padre quien inicie el trámite, podrán iniciar acciones de reclamación o de impugnación de la filiación (dependiendo de si se busca determinar una relación o demostrar su inexistencia).

En cualquier caso, la prueba de paternidad podrá solicitarse en cualquiera de los procesos de filiación en que pudiera verse inmerso alguien. De hecho, se considera que la prueba biológica es la de mayor importancia en un juicio por la seguridad científica que aporta.

Por ello, lo normal es que si alguna de las partes solicita dicha prueba, se aceptará y se solicitará.

Ahora bien, los Juzgados sólo admitirán la solicitud de una prueba de paternidad si viene acompañada por otras pruebas. Es decir, aunque el test de paternidad lo puedas solicitar en cualquier proceso, deberán de existir indicios de que los supuestos progenitores tuvieron relaciones que dieron como resultado la concepción del hijo.

Sin esas otras pruebas, será complicado que se acepte la solicitud de una prueba de paternidad.

¿Necesito un representante legal o abogado para este trámite o puedo presentarme yo mismo?

En cualquier procedimiento de filiación siempre será obligatoria y necesaria la intervención de un abogado y de un procurador.

Busca a un experto en estos ámbitos que te pueda asesorar sobre cómo poner la demanda o iniciar el proceso y que pueda solucionarte toda la burocracia que pueda conllevar.

Además, te ayudará con la búsqueda de las demás pruebas.

¿Qué tipos de pruebas deben acompañar la solicitud de un test de paternidad?

Si tu intención es la de que se acepte la prueba de paternidad por vía judicial, lo primero que deberás hacer es recopilar todas aquellas pruebas que puedan indicar o demostrar que los supuestos progenitores tuvieron (o no) una relación.

Entre las pruebas, se podrán presentar desde cartas, fotografías o mensajes, hasta testigos.

¿Está la otra parte obligada a realizarse la prueba de paternidad si el juez la solicita?

Aunque suele ser frecuente que el juez acceda a solicitar la prueba biológica de paternidad, el afectado no estará obligado a realizársela.

Sin embargo, oponerse a ella podría ser contraproducente si no se tienen pruebas o la seguridad de que no existen otras pruebas alternativas que lleven a solicitar un test de paternidad.

Aun negándose, si existiesen indicios de que hubo una relación íntima entre los afectados, podría determinarse dicha filiación sin necesidad de una prueba biológica.

¿Se puede escoger dónde realizarse la prueba de paternidad?

Se puede llevar a cabo a través del perito que se designa judicialmente (del Instituto Nacional de Toxicología) o se puede solicitar que se realice en una clínica determinada, siempre y cuando cumpla con los requisitos básicos para realizar pruebas con validez legal.

¿Existen plazos para realizar el proceso?

En el caso de querer impugnar la paternidad, existe un plazo máximo de un año desde que se conoce o se tienen sospechas de que el hijo pudiera no ser del supuesto padre.

En el caso de fallecimiento del padre, el año empezará a contar desde que lo conozca el heredero. Este caso suele ser más común entre hijos donde se presupone su paternidad por haber nacido en el marco de un matrimonio.

Sin embargo, si el padre no supiese del nacimiento del hijo, el tiempo no correrá hasta que tenga ese conocimiento.

En el caso de saber del nacimiento, pero no reconocer su paternidad, el año correrá desde la inscripción de la filiación en el Registro Civil.