Estadísticas sobre pruebas de paternidad

16/11/2020

No existen estadísticas oficiales que nos revelen datos contundentes sobre las pruebas de paternidad o pruebas genéticas en general. Sin embargo, sí que podemos extrapolar algunos datos curiosos sobre este tipo de pruebas sacados de estudios o encuestas realizados a laboratorios privados, dedicados a esta tarea.

Aumenta el número de peticiones de pruebas de paternidad

Cada año, los laboratorios ven crecer las peticiones de estas pruebas. En España, los datos indican que en 2020 las peticiones de pruebas de paternidad podrían estar superando las 6.000 al año.

Según los datos de los últimos años, la demanda está subiendo de forma exponencial, en torno al 20% anual. Y aunque a comunidades como Madrid llegan kits de muchas provincias, ya empiezan a verse crecimientos nada desdeñables desde otras provincias como ocurre en el País Vasco.

Las razones que explican este crecimiento son variadas, aunque la mayoría coinciden en que son los famosos quienes las han normalizado y popularizado y que el descenso de precios ha sido decisivo.

Con los kits caseros para recoger muestras se ha facilitado mucho la labor y los precios se han vuelvo mucho más asequibles, contribuyendo a la popularización de este tipo de pruebas.

Sin embargo, lejos estamos de las cifras que se trabajan en otros países, como en Estados Unidos donde hace ya una década ya se solicitaban más de medio millón de pruebas de paternidad al año.

Las muestras más comunes para el análisis de ADN

Cuando se realiza un test de paternidad, se debe entregar una muestra de la persona que desea analizarse. Si bien pudiera parecer que con los kits caseros las muestras más recurrentes serían bastoncillos humedecidos con saliva o, como mucho, muestras de sangre.

Nada más lejos de la realidad: los elementos que más se entregan para el análisis (según los laboratorios encuestados) son cepillos de dientes junto a vasos utilizados por los supuestos hijos o incluso uñas cortadas y dientes de leche.

¿Quién suele solicitar las pruebas?

Los laboratorios españoles coinciden en que son los padres los principales interesados en estas pruebas y quienes suelen solicitarlas. No es infrecuente que la mitad de estas pruebas se realicen a espaldas de la madre, aunque no siempre se conoce con seguridad.

La discreción es una de las pautas básicas del proceso, por lo que no existen estadísticas oficiales más allá de la polémica que se generó en el año 98 cuando se popularizaron los kits caseros y de las impresiones de los laboratorios.

Tampoco es infrecuente que acudan las abuelas a verificar quién es el padre de su supuesto nieto, normalmente movidas por la desconfianza hacia las nueras, como ocurre en Canarias.

En cuanto a los tests legales solicitados, suelen solicitarse motivados por un divorcio o por conflictos con la custodia de los menores.

Porcentaje de resultados negativos en test de paternidad

Aunque los datos varían de un estudio a otro, la horquilla de porcentaje de resultados negativos en la prueba de paternidad está entre 15 y 30% de los casos. Es decir, que entre 1 y 3 casos de cada 10 dan como resultado que el progenitor legal no es realmente el padre biológico de la criatura analizada.

Curiosamente, el porcentaje de positivos aumentaba hasta prácticamente el 100% cuando iban los dos (supuestos) progenitores con el hijo a realizarse las pruebas.