Detección de restos biológicos

25/04/2019

A veces se plantean dudas sobre la fidelidad de nuestra pareja. Nuestra prueba de detección de restos biológicos puede ayudarte a confirmar si tus sospechas son fundadas o no.

Con nuestro servicio se puede determinar la presencia o no de líquido seminal en prendas de vestir, pañuelos, o sobre cualquier tipo de material o superficie.

Posteriormente se detectan los cromosomas sexuales X e Y mediante técnicas genéticas. Finalmente, se procede a la individualización genética para su comparación con muestras indubitadas.

Este proceso también se puede realizar con otros tipos de muestras que explicaremos a continuación.

¿Para qué sirve la prueba de detección de restos biológicos?

Lo que antes sólo podía comprobarse a través de la inversión en detectives privados, ahora la ciencia lo permite a través de un sencillo procedimiento y un análisis comparativo de ADN.

La detección de restos biológicos puede ayudarnos a desvelar muchas incógnitas en nuestra vida diaria. Entre ellas, la comparación de muestras de ADN para averiguar la relación entre dos personas, por ejemplo.

Una muestra biológica obtenida de la manera más sencilla puede arrojar luz a una complicada situación familiar o a las dudas sobre una infidelidad.

Esta prueba, en concreto, es muy utilizada para verificar casos de infidelidad, pudiendo analizar una mancha de ropa interior para analizar si la mancha contiene ADN y si pertenece a una o a más personas (o si coincide con una persona en concreto, por ejemplo).

Por ello recoger estos restos orgánicos y cotejarlos con muestras de ADN se presenta como un método infalible para aclarar ciertas dudas que pueden surgir en conflictos de carácter personal.

¿Cómo funciona la detección de restos biológicos?

Un perfil de ADN se genera a partir del esperma, sangre, saliva o resto biológico que figura en el material de ensayo. Ese perfil se compara con el perfil generado a partir de la muestra indubitada para ver si coinciden.

Nuestra prueba de detección de restos biológicos es completamente fiable y confidencial.

Tipos de muestras

Los tipos de muestras de las que se pueden sacar los restos orgánicos de una persona son muchos y más comunes de lo que podríamos imaginar.

Aquí vamos a enumerar algunos de los que serían los más fáciles de conseguir.

Restos de semen

Suele ser la muestra más utilizada si se desea comprobar un caso de infidelidad de la pareja. Las manchas de este fluido en ropa interior, sábanas, mantas, preservativos o cualquier prenda puede ser una prueba determinante.

Manchas de sangre

Del mismo modo que el anterior, se pueden recoger de cualquier superficie y facilita una inmensa cantidad de información. Esta puede ser extraída para el análisis o bien, recogida a través de tejidos como vendas, algodón, papel absorbente, o restos de sangre en la ropa interior, sábanas, compresas, tampones.

Restos óseos, uñas o pelo

Por ejemplo, residuos del afeitado. En el caso de que se quiera comprobar el ADN de un fallecido estas serían las opciones más viables.

Restos orgánicos

Como la saliva que se pueden encontrar en colillas, chicles, hilo dental, cepillo de dientes, vasos, chupetes, etc.

Una muestra biológica en cualquiera de estos elementos que puede aportar la información suficiente. También podríamos mencionar en este punto la cera de oídos, recogida con bastoncillos de algodón.

Cabe destacar que cualquiera de estas muestras aporta la misma información para obtener el ADN de una persona que una muestra de sangre, ya que todas las células contienen la misma información de ADN. 

Recomendaciones a la hora de recoger las muestras

Aunque recomendamos el uso de bastoncillos de algodón, el pelo, o incluso el uso de muestras de sangre para pruebas de ADN, entendemos que no siempre es posible obtener este tipo de muestras.

Aún así, no todos los tipos de manchas en cualquier tipo de superficie son igualmente fiables.

Veamos una serie de recomendaciones a tener en cuenta que pueden asegurarnos una mayor eficacia a la hora de analizar las muestras:

Muestras de cabello

Necesitaremos varios pelos con raíz (unos 4 o 5), teniendo una tasa de éxito del 85% a la hora de extraer el ADN.

Chicle

Deberemos asegurarnos de que ha sido masticado durante, al menos, 15 minutos y luego recogido en una bolsa de plástico para lograr una mejor eficacia en la extracción de ADN de la muestra.

Muestras de sangre

Siempre que se pueda, lo mejor será extraer una muestra. Esto normalmente no es posible, por lo que se recomienda que, si es una mancha, se recoja con papel absorbente.

Colillas

Si vamos a recoger una colilla consumida como muestra, deberemos dejar que el filtro se seque de la saliva que el usuario ha depositado en ella y, tras el secado, guardarla en un papel.

Normalmente, se recomendará que se envíen a analizar dos colillas secadas con este proceso para asegurar que se puede extraer el ADN correctamente.

Semen

Si se opta por esta muestra, lo ideal sería recogerse la muestra y enviarla en el mismo día en un frasco. Si esto no fuera posible, se recomienda extender en un papel absorbente y dejar secar.

Uñas

Normalmente se recomendará que se envíen uñas de los pies, ya que cuentan con un riesgo menor de haberse contaminado con restos de residuos o células de otras personas.

En cualquier caso, siempre podrás llamar a nuestro laboratorio antes de recoger la muestra para solicitar recomendaciones de recogida en la muestra en concreto que deseas que analicemos.

¿Cómo se hace un análisis del ADN?

Una vez recogidas las muestras biológicas deberemos dejar actuar a los expertos para que procedan al análisis del ADN.

El ADN es una molécula que determina cómo es cada ser humano y es única e irrepetible en cada uno de nosotros. De los restos biológicos aportados, los expertos extraerán las células de ADN separándolo del resto de elementos moleculares para proceder a su estudio. 

Con los resultados obtenidos se cotejan con otras muestras de ADN de la persona y se indica el grado de coincidencia. Este grado de coincidencia cuenta con una alta tasa de fiabilidad por lo que los resultados obtenidos podrían considerarse una prueba inequívoca para demostrar infidelidades o la paternidad.

Además los resultados de dicho análisis se obtienen en un corto plazo de tiempo por lo que las dudas quedan resueltas en un pequeño margen y pueden ser tenidas en cuenta en el caso de presentarse como prueba en un juicio.