Seguros que hacen pruebas de paternidad y de ADN

01/10/2020

Las pruebas de ADN, incluyendo los test de paternidad, han supuesto una revolución. Cada vez son más sencillos y accesibles para el usuario. La demanda ha ido en aumento en los últimos años y, actualmente, muchos seguros incluyen todo tipo de pruebas de ADN entre sus coberturas de salud.

Pruebas de ADN que ofrecen las aseguradoras

Cada seguro es un mundo y conviene leer bien los supuestos incluidos en cada póliza. Por norma general, podremos encontrar las siguientes coberturas:

Pruebas de paternidad

Con esta prueba, el seguro cubrirá los gastos derivados de la comprobación de los lazos de filiación de una persona. Esta prueba se puede realizar por un deseo personal de comprobar la filiación de un hijo o bien por motivos jurídicos.

En España, la prueba de paternidad la puede solicitar cualquier persona que cuente con la tutela legal del menor.

Pruebas de ADN para predecir enfermedades hereditarias

Con una prueba de ADN es posible determinar la predisposición de una persona a padecer ciertas enfermedades que ya estuvieron presentes en algún familiar. También nos permite diagnosticar de forma temprana enfermedades tan extendidas como el cáncer o la fibrosis quística, por ejemplo.

Normalmente, los seguros ofrecerán tests por enfermedades específicas. Por ejemplo, podría existir en tu póliza el test genético de cáncer de mama o de próstata y no uno genérico donde se revisen varias enfermedades.

Además de enfermedades genéticas, podemos encontrar en algunas aseguradoras que incluyen pruebas de enfermedades no hereditarias entre sus coberturas.

Por ejemplo, no es infrecuente encontrar los tests de enfermedades de transmisión sexual como parte de las coberturas de un seguro básico de salud.

Aprende más sobre los test genéticos para detectar enfermedades.

Prueba prenatal de ADN

Esta prueba puede ser invasiva (Amniocentesis) o no invasiva (con una muestra de sangre de la madre gestante). Esta prueba nos permitirá realizar desde un test de paternidad, hasta diagnosticar enfermedades y problemas durante el embarazo.

Por norma general, si tu póliza de salud cubre los gastos asociados al embarazo y parto, incluirá dentro de las coberturas el test genético prenatal no invasivo en la mayoría de las circunstancias relacionadas con la salud y la amniocentesis si fuese indicado por el profesional de salud.

Aun así, conviene asegurarse de las circunstancias en las que está contemplada esta cobertura. Por ejemplo, DKV cubrirá los test genéticos en el supuesto en que existan anomalías percibidas en las ecografías o en el triple screening, y/o cuando el embarazo sea múltiple y hayan existido abortos previos.

Sin embargo, si hablamos de los tests de paternidad prenatales suelen tener un coste adicional ya que no son casuísticas reconocidas en la categoría de “salud”.

Prueba de afinidad con un tratamiento

Las pruebas genéticas también se utilizan para comprobar cuál es el tratamiento más seguro y eficaz para una persona enferma. De esta forma, existen más posibilidades de acertar con el tratamiento a la primera, evitando sufrimientos o incompatibilidades innecesarias.

Aseguradoras que cubren este tipo de pruebas

Son muchos los casos y las causas por las que podríamos realizar una prueba de ADN. Por ello, los seguros han ido introduciendo este tipo de servicios en sus pólizas de salud.

Ante todo, es importante leer bien las condiciones y coberturas de cada seguro ya que suelen elaborarse de forma personalizada, atendiendo a la edad, sexo y coyuntura de salud actual de cada persona. Veamos qué aseguradoras cubren estas pruebas de ADN.

Pruebas de ADN de Mapfre

Mapfre, en su seguro de asistencia sanitaria con copago (su seguro básico), incluye varias pruebas de ADN diagnósticas, tanto de enfermedades hereditarias como de intolerancias.

Aunque no lo incluye en la póliza, se puede acceder a los tests genéticos prenatales a un precio especial.

Pruebas de ADN con AEGON

Aunque en los seguros más avanzados incluyen las pruebas genéticas y diagnósticas, en su póliza básica de salud la incluye con copago.

Pruebas de ADN con Adeslas

Adeslas suele incluir entre sus coberturas tanto las pruebas genéticas como la amniocentesis. Sin embargo, sólo estarán incluidas para diagnosticas enfermedades en pacientes sintomáticos o que han mostrado algún indicio de poder padecer alguna enfermedad en concreto.

DKV Seguros

Cuenta con pruebas de ADN prenatales en aquellos seguros que cubran el embarazo y parto. Además, ofrece estudios genéticos predictivos a precios especiales para sus clientes, pudiendo acceder a ellos también los no clientes.

¿Las pruebas de paternidad no están cubiertas por ningún seguro de salud?

Las pruebas de paternidad no son consideradas un problema de salud. De hecho, están muy extendidas en el ámbito jurídico. Al no considerarse una cobertura sanitaria, no está contemplada en las pólizas de los seguros. Aun así, muchas aseguradoras ofrecen este test de paternidad – junto a otros tests genéticos especiales como el de los ancestros – a un precio especial o con descuentos a clientes.

Por ejemplo, Sanitas o DKV ofrecen bonos para las pruebas de paternidad a precios similares al que ofrecen los laboratorios privados dedicados exclusivamente a este tipo de pruebas.

Para los no clientes, el precio final suele ser algo menos económico (a partir de 170€ y superando los 600€) que si se realiza esta prueba en laboratorios privados.

Controversia de las pruebas de ADN realizadas a través de aseguradoras

En 2016, el Consejo de Europa lanzó la alarma sobre los problemas que podrían derivarse si las empresas de seguros realizaban ciertas pruebas genéticas. Este organismo apostaba por primera vez por regular de manera estricta el uso de los datos sanitarios que la aseguradora recopilaba de sus clientes por sus servicios.

El miedo se fundaba en que cierta información podría ser utilizada en contra del cliente o de su familia, pudiendo dejarles sin cobertura sanitaria.

Por ejemplo, si un cliente se realizaba un test con el fin de determinar su predisposición ante una enfermedad hereditaria, esto quedaba registrado.

En definitiva, el Consejo de Europa abogaba que esto podría suponer un problema en el caso de que la aseguradora conozca una predisposición a una enfermedad en el momento en que el cliente quisiera aumentar su póliza o añadir a algún familiar con este riesgo en ella.