Peligros de la amniocentesis vs test paternidad Ampligen

15/09/2020

Actualmente, la ciencia ha avanzado lo suficiente como para poder hacer una prueba de paternidad prenatal. Es decir, comprobar la paternidad de un niño que aún no ha nacido y se encuentra en estado fetal.

Aunque existen varias técnicas, no todas cuentan con el mismo nivel de exactitud o – en algunos casos – de riesgos para el nonato.

En este artículo resumiremos las dos técnicas más utilizadas para las pruebas de paternidad prenatal, con sus principales diferencias, peligros y beneficios.

Tipos de pruebas prenatales de paternidad

Existen dos tipos de pruebas prenatales:

Las pruebas invasivas

Son aquellas en las que se debe extraer alguna sustancia del interior del útero, donde se encuentra el bebé.

Para ello, suele utilizarse una jeringuilla que se inyectará en el abdomen de la mujer embarazada hasta llegar al útero y a la zona de donde se desea extraer la muestra.

Las pruebas no invasivas

No requieren de ningún instrumento que penetre en la zona donde se encuentra el bebé.

Suele realizarse a través de la toma de una muestra de sangre, no suponiendo riesgo alguno ni para la mujer ni para el nonato.

Aunque en general siempre se recomendarán las pruebas no invasivas por no conllevar riesgo alguno de ningún tipo, hay una serie de situaciones en las que una prueba no invasiva no tendrá ninguna eficacia.

Prueba invasiva prenatal: la amniocentesis

La amniocentesis es una prueba invasiva que se realiza durante el embarazo. Con esta prueba, se introduce una aguja en la barriga de la mujer embarazada hasta alcanzar el líquido amniótico para extraer una muestra.

Esta prueba prenatal puede servir para diagnosticar enfermedades y anomalías genéticas del bebé durante su desarrollo en el útero, para conocer su sexo e, incluso, para realizar una prueba de paternidad previa al nacimiento.

Este procedimiento es realizado por un ginecólogo tras una ecografía y utilizando anestesia local.

Esta prueba puede realizarse a partir de la semana 16 de embarazo.

Peligros de la amniocentesis

Al ser una prueba invasiva, cuenta con una serie de riesgos que conviene tener en cuenta.

  • La amniocentesis puede provocar infecciones por la introducción de un elemento externo en la placenta.
  • Incluso, existe riesgo de aborto o de rotura de bolsa amniótica.

Estos riesgos llevan a no recomendar esta prueba en la mayoría de las situaciones, ya que actualmente existen métodos que no cuentan con estos peligros que sirven para los mismos fines.

En el caso de la prueba de paternidad, la amniocentesis está absolutamente desaconsejada: existe otro tipo de prueba que podrá darnos la información de paternidad sin necesidad de poner en peligro al bebé.

Prueba de paternidad prenatal no invasiva de Ampligen

Si lo que buscamos es un test de paternidad antes del nacimiento del niño, lo recomendable es realizarse una prueba no invasiva. De esta forma, no tendremos que asumir riesgo alguno.

En Ampligen realizamos este tipo de pruebas que consisten en extraer una muestra de sangre de la madre – como si se tratase de una análitica de sangre habitual – y se analiza.

En la sangre materna, además del ADN de la madre, podremos encontrar pequeñas cantidades de ADN del bebé. De esta forma, podremos comparar dicho ADN con la muestra de saliva facilitada por el padre y comprobar su filiación.

La gran ventaja de esta prueba es que no entraña riesgo alguno ni para la madre ni para el futuro hijo y que la fiabilidad de estas pruebas supera el 99%.

Esta prueba podrá realizarse a partir de la semana 9 de embarazo, mucho antes que con el caso de la amniocentesis.

En los únicos casos donde no se recomienda la prueba por falta de eficacia es cuando la madre ha recibido una transfusión de sangre en los últimos meses o un trasplante de médula.

¿Dónde puedo hacerme un test de paternidad prenatal?

La prueba de paternidad prenatal no invasiva sólo está disponible en un reducido número de laboratorios, ya que requiere una alta complejidad técnica.

Ampligen cuenta con varios centros propios y colaboradores distribuidos por toda España donde se puede realizar esta prueba. Contacta y te indicarán el centro más cercano a tu domicilio para que puedas realizar el proceso con total comodidad.