Cómo se hace una prueba de ADN de paternidad

Una prueba de paternidad puede cambiar tu vida por completo, es una cuestión de un ámbito muy delicado. A continuación, desde Ampligen vamos a explicarte como se hace una prueba de ADN de paternidad. Estas se hacen a raíz del ADN de las personas implicadas, analizándolo y comparando cuanto tienen en común.

Qué tipos de pruebas de ADN de paternidad puedes solicitar

El sistema para hacer un estudio de estas características es muy básico, pero este depende del uso al que vaya destinado. No es lo mismo necesitar un informe con validez personal, que otro con una validez judicial (este puede ser mostrado como una prueba de veracidad en un juicio).

  • Informe privado: se hará cuando lo quiera una persona y no tiene validez judicial en ninguno de los casos. En esta prueba de paternidad no constarán los nombres de los implicados.
  • Informe judicial: es cuando el demandante necesita los nombres de todos los afectados para mostrar algo en un juicio como prueba de veracidad o similares. Por esto, al toma de las pruebas de ADN solo puede ser realizadas por profesionales del sector de la salud o la justicia. Ellos son los que identificarán y custodiarán las muestras para garantizar en todo momento su autenticidad e integridad.


Como se hace una prueba de adn

Una de las preguntas que se hace mucha gente es ¿Cómo se hace una prueba de paternidad?

Hay distintas respuestas ya que existen varios caminos para llegar a un mismo fin. Lo primordial es que haya muestras de adn de el hijo o de la hija y del supuesto padre. La muestra de la parte materna no es necesaria.

Las dos formas de recoger las muestras de adn pueden ser directa o indirectamente:

1) La  forma directa incluye: un frotis bucal con bastoncillos de algodón. Lo introduces en la boca y arrastras en el interior de la mejilla.

2) La vía  indirecta es a través de:
  • Uñas cortadas (de manos o pies)
  • Pelos arrancados, con raíz o bulbo (los pelos cortados no sirven)
  • Colillas, cepillos de dientes, chicles, caramelos y similares.
  • Manchas de sangre (tiritas), de semen (preservativos) o de sudor (ropa sin lavar).
  • Objetos con saliva: recipientes de bebidas (vasos, latas, tazas), sobres o sellos.
  • Pañuelos con mucosidades
  • Dientes de leche, pinzas de ombligo y cordones umbilicales.
  • Orina (pañales)
  • Restos cadavéricos (huesos y dientes)
  • Tejidos biológicos (biopsias en parafina)


Estas pruebas de adn son muy exactas, su fiabilidad es muy alta. Ésta llega a alcanzar hasta un 99.99% por ciento de precisión. No obstante, cuantos más marcadores de ADN se examinen, más mejor (suelen ser unos 35).

Si tienes dudas de este tipo acude a un centro especializado, como Ampligen y ellos te informarán de todos los métodos y vías existentes sin ningún tipo de compromiso.
Sobre el autor