Término médico para una prueba de Papanicolau dudosa. En otras palabras, las células escamosas (células planas y delgadas parecidas a las escamas de un pez) no tienen una apariencia completamente normal, pero tampoco son completamente anormales. Aproximadamente entre un 3 y un 10 por ciento de los resultados de las pruebas de Papanicolau se consideran ASCUS. Cerca del 60 por ciento de las veces es una falsa alarma. Pruebas que se realizan posteriormente demuestran que no hay VPH de alto riesgo presente y que no se han formado células anormales. El 40 por ciento restante de mujeres, efectivamente, tienen infección por VPH; sin embargo, generalmente tan sólo en la mitad de ellas se aprecian cambios en las células cervicales.