Mutaciones en BRCA1 y BRCA2 en el cáncer de Mama/Ovario

25/04/2019

La incidencia de cáncer de mama ha aumentado un 85% desde 1940. Normalmente, el riesgo de desarrollar un cáncer de mama en una mujer está entre el 11 y el 12%. Ya que el cáncer de mama es tan frecuente no es raro tener una historia familiar de esta enfermedad. En algunas familias esto puede ser debido a mero azar, mientras que en otras puede existir una predisposición genética. Para distinguir entre ambas posibilidades, es importante disponer de una historia familiar detallada y bien documentada en relación a quienes han desarrollado cáncer de mama, edad de aparición, y la presencia de otros cánceres, particularmente cáncer de ovario.
La genética molecular ha facilitado grandemente la identificación de aquellas familias con cánceres de mama y/u ovario heredados. Mutaciones en dos genes, BRCA1 y BRCA2, están asociadas con el cáncer de mama y ovario hereditario.
BRCA1
El gen BRCA1, identificado en 1994, se localiza en el cromosoma 17. Mutaciones en el gen BRCA1 son responsables de aproximadamente el 45% de todos los cánceres hereditarios de mama. En conjunto, mutaciones en BRCA1 podrían estar implicadas en cerca del 4% de los cánceres de mama desarrollados antes de los 50 años y en el 7% de los cánceres de ovario desarrollados antes de los 50 años. Estudios en familias con una alta incidencia de cáncer indican que la probabilidad de que este sea debido a mutaciones en el gen BRCA1 se incrementa con edades tempranas de aparición (así en aprox. 67% de las familias en las que la edad media de aparición del cáncer era de 45 años estaba implicado el gen BRCA1) y si existe cáncer de ovario (aprox. 80% de las familias con cáncer de mama y ovario temprano).
BRCA2

El gen BRCA2, identificado en 1995, se localiza en el cromosoma 13. Mutaciones en el gen BRCA2 son responsables de aproximadamente el 35% de todos los cánceres de mama hereditarios. En contraposición al BRCA1, mutaciones en el gen BRCA2 no están asociadas a un riesgo elevado de cáncer de ovario. Mediante estudios de ligamiento se ha podido estimar que el 12% de las familias con 4 ó 5 casos de cáncer de mama y el 61% de las familias con 6 ó más casos de cáncer de mama poseen mutaciones en el gen BRCA2.

Aunque el cáncer de mama en los varones es relativamente raro, algunas veces se han dado casos de cáncer de este tipo a consecuencia de mutaciones en BRCA2, de hecho mutaciones de este gen podrían estar implicadas en el 14% de los cánceres de mama masculinos.
Otros genes asociados con el cáncer de mama familiar
Otros síndromes de cáncer hereditario, tales como Li-Fraumeni (debidos a mutaciones en el gen p53) y el cáncer colorectal no-poliposis familiar o HNPCC (debido a mutaciones en los genes MSH2, MLH1, PMS1 y PMS2) están también asociados con predisposición a cáncer de mama, pero se cree que representan una muy pequeña proporción de los cánceres de mama hereditarios.