Tratamiento para el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Los antibióticos, u otros medicamentos actualmente disponibles, no pueden tratar la infección por Virus del Papiloma Humano (VPH). El virus generalmente desaparece o es eliminado por el sistema inmunológico del organismo sin causar ningún problema. El tratamiento consiste en eliminar las células anormales que se forman como consecuencia de ello.

Las verrugas genitales pueden tratarse con cremas, láser, etc. Igualmente, las células pre-cancerosas en el cérvix se eliminans mediante procedimientos quirúrgicos. Cuando el cáncer cervical invasivo ha sido desarrollado ya, habitualmente se necesita la histerectomía y la quimioterapia.

Dado que no se dispone de un tratamiento específico para la infección en sí, el método más eficaz de evitar las complicaciones es la detección precoz y el tratamiento de células anormales antes de que se vuelvan cancerosas. Por eso es tan importante realizar una prueba regular con una citología de Papanicolau y - una vez se tienen más de 30 años - la prueba del Virus del Papiloma Humano (VPH).

Las jóvenes son muy propensas al contagio por el Virus del Papiloma Humano (VPH), pero es raro que desarrollen cáncer cervical. A partir de los 30 años, las infecciones por el Virus del Papiloma Humano (VPH) son menos comunes, pero es más probable que hayan estado presentes durante mucho tiempo y, por tanto, ser causa de células anormales. Con el tratamiento precoz de las células pre-cancerosas, el cáncer cervical puede prevenirse antes de que tenga oportunidad de desarrollarse.