La prueba del VPH junto con una citología se está convirtiendo en un estándar de atención y se reconoce en las directrices clínicas desarrolladas por las principales organizaciones médicas, entre ellos el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), la Asociación de Profesionales de la Salud Reproductiva (ARHP) y la Sociedad Americana de Colposcopia y Patología Cervical (ASCCP).