Desde 190€

Prueba de Paternidad en Asturias

Pruebas de Paternidad en Asturias

Nos puedes contactar en:

Teléfono: 902 115078 – 987 417110
Clínica Buenavista, Avda. Buenavista, 6- Oviedo, Asturias.

 

La prueba consiste en que se comparan los ADN tanto del presunto padre como del supuesto hijo, que tienen características comunes si son parientes. Las pruebas de paternidad en Asturias, como en el resto de la geografía española, están muy extendidas entre la población y se han convertido con el paso del tiempo en algo muy común que ya no extraña a nadie y que está totalmente normalizado en la sociedad actual en el que el modelo de familia tradicional ha evoluciona a otras variantes.

Pruebas de paternidad en Asturias

Como hemos mencionado anteriormente, las pruebas de paternidad en Asturias se han convertido en algo muy común actualmente, no solo en el ámbito judicial por las demandas de paternidad, sino que también se utiliza en casos de adopción o inmigración por si se tienen dudas de que tales niños no sean de los que dicen ser sus padres. Pero también puedes ir a hacerte una prueba de paternidad sin tener que tener la orden de un juez porque puede ocurrir que se tengan dudas sobre si uno es o no el padre de un niño pero se quiere arreglar el problema sin ir a juicio.
La legislación y el código civil español avalan la realización de pruebas de paternidad y por eso estas se pueden realizar con normalidad en toda España. Un caso concreto son las pruebas de paternidad en Asturias, una ciudad importante y que también cuenta con clínicas que ayudan a sus clientes con sus pruebas de paternidad. Clínicas con amplia experiencia en este sector como Amplige te pueden ofrecer estos servicios de pruebas de paternidad de una manera muy cómoda y sencilla, con lo que podrás solucionar tus problemas paternales en un corto periodo de tiempo.
La prueba consiste en una comparación de los ADN, tanto del presunto padre como del supuesto hijo, para ver si tienen características comunes y comprobar si son parientes. Para conseguir la muestra necesaria de ADN para el estudio no hace falta ni si quiera que sea a través de la sangre, se puede obtener con los mismos resultados y la misma precisión usando un bastoncillo de algodón que se frota en las paredes interiores de la boca y que recoge la saliva de los participantes en la prueba.
Como se puede comprobar, se trata de un método que es muy sencillo y que además es muy útil cuando se tienen que recoger muestras de ADN de niños muy pequeños o bebés, ya que es indolora y se puede hacer en un corto período de tiempo. Además, tienen un grado de fiabilidad muy alto con resultados con una exactitud de hasta el 99,99%, al utilizar hasta quince marcadores en la comparación de esas muestras de ADN que se encuentran en la saliva.