Mentiras, Estadísticas y Pruebas de Paternidad

A menudo los medios de comunicación destacan el aumento de peticiones de información como consecuencia de las noticias aparecidas en relación a casos sonados de paternidad, como han sido el de Borja Thissen, y las pruebas encargadas por su madre. Ciertamente, cada vez que los medios de comunicación, especialmente las televisiones, publican noticias relacionadas con las pruebas de paternidad o de identificación de restos, se produce un aumento del interés sobre el tema. Pero esto no tiene nada de excepcional. Supongo que si los medios hablan de las virtudes de un nuevo medicamento que mejore el tratamiento de, por ejemplo, el colesterol, aumentará el interés de la gente por obtener información sobre el mismo. Quiero decir que es habitualmente el propio tratamiento que dan los medios de comunicación a algunas noticias, el que generan el interés del público.

 

Se presta atención "estadística" a lo engañados que viven muchos padres, puesto que aproximadamente el 25% de las pruebas determina que no lo son. Aún es peor si quien acude a solicitar la prueba de paternidad es únicamente el presunto padre, en este caso el 50% no lo son. Realmente esto es una exageración. Hay que tener en cuenta que las personas que deciden realizar una prueba de paternidad, en general, ya tienen dudas (fundadas o no) sobre la fidelidad de sus parejas y su paternidad, lo que estadísticamente hace que el muestreo no sea nada aleatorio y si muy predispuesto en un determinado sentido. Por otro lado cuando la prueba de paternidad se realiza con la presencia de la madre, parece lógico pensar que ésta se presta a realizar la misma porque está convencida de quien es el padre, lo que nuevamente inclina la balanza estadística hacia un lado.

 

La picaresca siempre ha existido en todas las manifestaciones humanas, no podría ser menos en el mundo de las pruebas de paternidad, si existen padres que no dudan en abandonar a sus hijos, ¿porqué no van a intentar trucar la toma de muestras?; pero eso no puede convertir en categoría lo que no pasa de ser una anécdota. Si realmente se desea tener una idea aproximada del porcentaje de padres legales que no lo son biológicamente, el estudio no se puede hacer sobre las empresas que hacemos pruebas de paternidad; quizás se debiera estudiar más en los trasplantes y la compatibilidad entre familiares; al menos aquí el muestreo estadístico es aleatorio.




Imagen de Ampligen
Sobre el autor

Pilar Arca Miguélez es Doctora en Microbiología por la Unviersidad de Oviedo, y dirige Ampligen desde 1997