Los pacientes responden de forma desigual al Clopidogrel. Un 10% de esa variación se debe a factores personales como la edad, masa corporal o niveles lipídicos; otro 12% se explica en base a la presencia de variantes polimórficas del gen CYP2C19 y otra proporción importante se explica por interacciones con otros fármacos.

El bisulfato de Clopidogrel (Plavix) es un profármaco con actividad anticoagulante que inhibe selectiva e irreversiblemente la agregación plaquetaria ya que impide la unión de ADP a su receptor plaquetario y la consiguiente activación del complejo GPIIb-IIa. El Clopidogrel se administra por vía oral a aquellos pacientes que se van a someter a procesos de Stent con el fin de evitar la formación de coágulos sanguíneos que puedan causar ataques cardíacos o apoplejías. También se utiliza en pacientes que hayan sufrido un accidente cardiovascular reciente (infarto de miocardio, infarto cerebral), en los que tienen enfermedad arterial periférica o con angina inestable.