¿Para que se necesita a la madre en una prueba de paternidad?

Aunque en sentido estricto no se necesita la muestra de la madre para realizar una prueba de paternidad, siempre es bueno utilizarla si está disponible.

Veamos unos conceptos básicos sobre las pruebas de paternidad:

El ADN, el código genético de los seres humanos, es muy parecido en todos los individuos. Es solo una muy pequeña cantidad la que diferencia a una persona de otra, y esa es la que utilizamos para identificar a la gente. Estas diferencias, polimorfismos, son la clave para la identificación por ADN. En las pruebas de paternidad, se examinan las variaciones en la longitud del ADN en determinados lugares (loci). Un niño hereda un alelo de su madre y otro de su padre. Un examen del ADN de la madre permite al laboratorio saber exactamente que mitad del ADN del niño fue aportado por madre. Esto significa que la otra mitad, denominado "alelo paterno", tiene que provenir forzosamente del padre.

Disponer de esta información aumenta la certeza de las pruebas de paternidad. En Ampligen, incluyendo en el análisis a la madre, a menudo excede del 99,9999% frente al 99,9% cuando no se dispone de ella.

Imagen de Ampligen
Sobre el autor

Pilar Arca Miguélez es Doctora en Microbiología por la Unviersidad de Oviedo, y dirige Ampligen desde 1997